Esférica Rioja Alavesa completa un debut soñado

Lunes 23 de Agosto de 2021

Compártelo

Leído › 3744 veces

Tres jornadas en las que el público redescubrió un territorio único acompañado de una banda sonora excepcional, numerosas actividades y degustando la mejor enogastronomía de Rioja Alavesa

Alrededor de 1500 personas asistieron al estreno de un nuevo concepto de festival este fin de semana. Sabían que acudirían a Rioja Alavesa a disfrutar de una oferta de entretenimiento de vanguardia, pero no podían imaginar la sensación de vivir tres jornadas así; una primera edición de Esférica que resulta ya inolvidable para las personas afortunadas que tuvieron la suerte de ser parte de una experiencia irrepetible.

Porque primera edición solo hay una, y que se desarrolle por encima de las expectativas planteadas no suele ser habitual, pero así sucedió en Esférica Rioja Alavesa. El festival nacía bajo la experiencia del formato 'Festivales para un territorio', y contaba con el bagaje de cinco ediciones exitosas del 17º Ribeira Sacra -con el que mantiene un permanente diálogo, pero aún con todo ello, la edición del debut vendría marcada por las sensaciones de los asistentes, y estas fueron, finalmente, inmejorables.

Un público que tuvo la oportunidad de sentir la magia del territorio, de conectar con él desde el más absoluto respeto, y de apreciar que el patrimonio cultural, en todas sus vertientes, maridaba a la perfección con una experiencia única. Un recuerdo imborrable que tiene como banda sonora las actuaciones de más de catorce bandas de gran proyección internacional Depedro, Maika Makovski, Josh Rouse, Delafé, Mafalda, Melenas, St Woods, Zetak, Alberto & García, Os amigos dos músicos, Sara Zozaya, Amorante y tres djs, Mute All Dj, Dj Xaiminhou y Ángel Carmona... en enclaves únicos como la Torre Abacial en Laguardia, La Póveda de Lapuebla de Labarca, Villa-Lucía Espacio Gastronómica, la Plaza del Árbol de Guernika de Villabuena de Álava, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Elvillar o San Ginés en Labastida.

Un recuerdo marcado por lo propio y la tradición y, a la vez, absolutamente cosmopolita; con sabor al País Vasco y a Ecuador llegado desde las propuestas gastronómicas de Iñaki Murua y Carolina Sánchez, de Íkaro Restaurante -galardonados con una Estrella Michelin y un Sol Repsol-. Una comida perfectamente maridada con los mejores vinos de producción local, pues el festival también tuvo como protagonista a Bodegas Ysios, un marco inigualable en el que tuvieron lugar numerosas propuestas.

Porque el recuerdo de esta primera edición, enmarcada en un territorio único y con música y enogastronomía de primer nivel, ha incluido también un sinfín de experiencias que se desarrollaron en su mejor versión gracias al entusiasmo y a las ganas de sus participantes. Catas musicadas y conducidas por el polifacético periodista Ángel Carmona, maridajes con chocolates, conferencias, charlas, exposiciones artísticas comisariadas por la cooperativa Performa en colaboración con ARTIUM...

Lo único que no podía prever la organización del festival era la actitud del público asistente. Personas con muchas ganas de disfrutar, de experimentar, de sentir, de dejarse llevar por la propuesta y de dejarse conquistar por el territorio. Personas comprometidas además con las circunstancias actuales, pues se cumplió con el exigente protocolo sanitario sin incidentes. Personas que, en la línea del festival, comprendieron que para poder seguir disfrutando de sucesivas ediciones, el cuidado del entorno era prioritario, y que disfrutaron del servicio de autobuses y cumplieron con todas las propuestas de cuidado y sostenibilidad ofrecidas por el festival.

Esférica duró tres días, pero para poder explicar las sensaciones tras esta vivencia harían falta años. Un entorno, Rioja Alavesa, que refuerza notablemente su imagen a través de esta apuesta por el turismo vivencial. 1500 asistentes en total, 500 por día, 60 trabajadores de los cuales la mitad fueron contratos locales directos, 25 empresas locales contratadas, 6 ayuntamientos implicados, Apoyo de Diputación Foral de Álava y Gobierno Vasco y un de impacto económico de 250.000 € en el territorio.

También agradecer a La Cuadrilla de Laguardia - Rioja Alavesa, Bodegas Ysios, Cervezas Alhambra Villa-Lucía Espacio Gastronómico, El Correo, Radio 3, Ruta del Vino Rioja Alavesa y a los Ayuntamientos de Laguardia, Labastida, Lapuebla de Labarca, Elvillar, Villabuena de Álava y Samaniego, por abrirnos las puertas y a Schweppes, Ballantines, Beefeater y Petroni.

Nunca una primera edición de un festival se había generado tanta expectativa a nivel de comunicación superando las más de 400 inserciones generando un retorno de comunicación calculado en casi 1M€.

Ahora que la primera edición de Esférica Rioja Alavesa ya es un recuerdo cargado de sensaciones en la retina, la ilusión está puesta en la segunda. Un festival nacido en los momentos más duros culturalmente hablando, en medio de protocolos y restricciones, tiene un gran margen de crecimiento, pero sin duda, el aprendizaje tras el debut se resume en que siempre pueden superarse positivamente las expectativas, por altas que estas puedan parecer.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3744 veces

Comenta