D.O. Vinos de Madrid: rutas del vino en la capital

Vilma Delgado

Martes 17 de Agosto de 2021

Compártelo

Leído › 2120 veces

Cada vez son más las personas enamoradas del enoturismo, una opción ideal para disfrutar de viajar y de su pasión por el vino. Precisamente, Madrid y sus rutas del vino han ido ganando popularidad en los últimos años gracias a la D.O. Madrid. Hoy vamos a hablaros sobre esta Denominación de Origen, así como algunas localizaciones y visitas a bodegas de Madrid para que puedas realizar la ruta que más te guste.

Características de los vinos de la D.O. Madrid

Vinos tintos de la D.O. Madrid

Los vinos tintos de Madrid suelen tener sabores muy afrutados con un cuerpo muy intenso y un sabor potente en boca.

Las variedades que se producen en esta denominación son syrah, petit verdot, garnacha tintorera, tempranillo, garnacha tinta, merlot y cabernet sauvignon, pero destaca, sobre todo, la elaboración con tempranillo.

Vinos blancos de la D.O. Madrid

Los vinos blancos de Madrid destacan por sus sabores afrutados y suaves que se consiguen de manera natural debido a las características climáticas de la zona.

Las variedades de vino blanco producidas en esta denominación son menudo, sauvignon blanc, moscatel de grano, airén, malvar, albillo real, torrontés y viura o macabeo.

Otros tipos de vino de la D.O. Madrid

La Denominación de Origen de Madrid también acoge otros tipos de vino menos habituales en la zona. Algunos de los más reconocidos son los siguientes:

  • Sobremadre: son vinos de burbuja ligera elaborados mediante una técnica que consiste en mantener la piel de la uva entre 90 y 180 días en el vino durante su fermentación. Suelen tener mucho cuerpo, con un ligero toque carbónico y ácido.
  • Espumosos: los vinos espumosos de Madrid destacan por su cremosidad, la cual se consigue gracias a su fermentación por el método champenoise.
  • Rosados: en los vinos rosados de la D. O. Madrid destacan sus notas frutales y sus colores brillantes que se consiguen con técnicas de elaboración como el sangrado.

Enoturismo por las bodegas de la D.O. Madrid

En Madrid, las rutas del vino son una gran opción para visitar bodegas, hacer enoturismo y conocer más sobre la producción madrileña. Vamos a ver algunas de las opciones más atractivas de la comunidad:

Bodega el Regajal

En Aranjuez se puede visitar la finca de la bodega el Regajal. En este lugar, se puede hacer un recorrido y conocer sus viñedos en segway, lo que consigue que sea una experiencia especial. 

La bodega el Regajal además ofrece a sus visitantes la posibilidad de elaborar su coupage personalizado con sus diferentes variedades de vino o participar en el “casino del vino”, donde los visitantes podrán hacer apuestas en torno a diferentes características del vino que se cata.

Visita a Chinchón y Bodega del Nero

El pueblo de Chinchón, además de contar con una rica historia y una arquitectura medieval muy bien conservada, dispone de algunas bodegas de gran reputación con una larga tradición enológica.

En Chinchón se puede visitar la bodega del Nero, exponente de la tradición vinícola de la zona. Aquí se podrán visitar sus viñedos y conocer todos los pasos del proceso de elaboración de su famoso vino acabando, cómo no, con una cata de vinos acompañada de una degustación de quesos de la zona.

Bodega Las Moradas de San Martín

En el monte madrileño, cerca del municipio de San Martín de Valdeiglesias se puede visitar la bodega Las Moradas de San Martín. Aquí se pueden pasear por sus viñedos y apreciar sus viñas que llegan a tener más de 100 años.

Además, también dispone de una zona de cata y degustación donde se pueden probar los distintos vinos elaborados por esta tradicional bodega.

Viñedos de Carriola

En la localidad de Arganda del Rey se puede encontrar la Vinícola de Arganda, desde donde se puede contratar una visita guiada a los viñedos de Carriola. En ella cuentan la historia de la zona y explican los tipos de viticultura, así como los diferentes tipos de uva que se cultivan en la zona en pleno viñedo.

Además, después de recorrer todas sus instalaciones, ofrecen a sus visitantes una cata de los diferentes vinos que elaboran.

Bodegas Ricardo Benito

En el pueblo de Navalcarnero se pueden visitar las bodegas Ricardo Benito y conocer sus viñedos y su impresionante sala de barricas, donde se puede ver el lugar en el que se almacena el vino para su fermentación.

Este recinto además dispone de una barra para degustación de sus vinos, un restaurante e incluso una tienda de alimentación donde se pueden adquirir diferentes productos típicos de la gastronomía de Madrid.

En diversas épocas del año, aquí se organizan talleres de cata de vinos y sobre la vendimia en los que puede participar cualquier visitante con reserva.

 

Como ves, en Madrid, las rutas del vino son abundantes y puedes crear la tuya propia eligiendo las bodegas que más te hayan llamado la atención. Es una estupenda opción de enoturismo para conocer mejor la D. O. Madrid y realizar una visita por sus diferentes bodegas y viñedos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2120 veces

Comenta