Ruta del vino por la D. O. Empordà

Vilma Delgado

Lunes 07 de Junio de 2021

Compártelo

Leído › 1566 veces

Todo amante del buen vino debe descubrir las bondades de la D. O. Empordà. Esta zona vitivinícola Los vinos ampurdaneses cuentan con su propia Denominación de Origen desde 1975. Situada en el extremo nororiental de Cataluña, se caracteriza por la unión del mar y la montaña que aporta un carácter y personalidad única a unos vinos marcados por la fuerza del viento, la tramontana.

Viajemos por esta zona de apabullante belleza paisajística y rico patrimonio histórico y cultural para conocer los vinos de Empordà y dónde disfrutarlos.

Características de los vinos de la D. O. Empordà

Los vinos de Empordà llevan a sus espaldas el bagaje de la tradición y la historia. Existen pruebas documentales de que los vinos de esta comarca eran conocidos y apreciados en el Imperio Romano, llegando incluso a la metrópoli.

Durante la Edad Media, se consolidó el cultivo de la vid en bancales al abrigo del monasterio de Sant Pere de Rodes. El paso de los siglos consolidó un paisaje de mar y montaña en el que destacan los cipreses, setos y los ya representativos bancales de piedra seca desde los que divisar el mar.

La D. O. Empordà ofrece una amplia gama de vinos, desde tintos a espumosos.

Los tintos son especialmente valorados. Se trata de vinos con cuerpo, armoniosos y con una complejidad aromática muy definitoria, fragante y con toques especiados.

Los blancos se elaboran con variedades de uva autóctonas y se califican como frescos y sabrosos. También se producen rosados que se caracterizan por su color cereza y su gusto delicado.

Uno de los vinos que ofrece singularidad a la zona es el vino dulce natural elaborado con la variedad autóctona garnacha del Empordà. Se trata de un vino generoso que mantiene el sabor de la uva y que se complementa con el Moscatel del Empordà, el otro vino dulce que debes probar en tu ruta por la D. O. Empordà.

La oferta enológica se nutre además de mistela blanca y negra, vinos ecológicos, espumosos, vinos de aguja de calidad y vinos de uva sobremadurada.

Una de las peculiaridades que aportan más singularidad a la zona es la tradición corchera. La viña y el alcornoque conviven y se complementan en el territorio de la D. O. Empordà. Los llamados “tapones de finca” distinguen a los vinos de la Denominación de Origen que se embotellan con tapones de corcho producidos en la zona.

Esta particularidad está siendo puesta en valor y se está trabajando para recuperar la explotación y la industria corchera de la zona, con los consecuentes beneficios para la ecología, la sostenibilidad y el patrimonio de las comarcas del Alt y Baix Empordà. Los vinos que se embotellan con corcho de proximidad cuentan con un sello identificativo que garantiza la excepcional calidad de este corcho para mantener las propiedades organolépticas del vino.

Ruta de enoturismo por las bodegas de la D. O. Empordà

Si quieres hacer una cata de vinos del Empordà, estás de enhorabuena. El Patronato de Turismo de Costa Brava-Girona junto al Consejo Regulador han impulsado la Ruta del Vino D. O. Empordá, certificada por ANEVIN.

En esta ruta se han aunado los esfuerzos del sector público y privado para ofrecer una experiencia de enoturismo de calidad, que se complementa con actividades culturales y experiencias de turismo activo aprovechando la riqueza paisajística de la zona.

La oferta incluye, además de visitas a bodegas, experiencias gastronómicas entre viñedos, relajantes sesiones de vinoterapia, catas a ciegas, visitas a museos y deportes en la naturaleza como descensos en kayak.

El enoturismo en el Empordà también se nutre de eventos culturales como el Festival Sonidos del Mundo o el Festival del Vino Vívid. En este festival, además de cata de vinos del Empordà, se puede disfrutar de eventos relacionados con la cultura del vino que se desarrollan durante todo el mes de abril.

En el mes de septiembre, podrás disfrutar de la tradicional Fiesta de la Vendimia que se celebra de forma itinerante cada año en los distintos municipios que conforman la D. O. Empordà.

Otra fiesta de carácter popular son los llamados Toques de Vino donde se puede degustar el vino de la zona junto a las propuestas gastronómicas de los bares y restaurantes del Empordà.

La oferta enoturística se completa con otras actividades de gran originalidad como las visitas teatralizadas a bodegas y viñedos, las catas junto al mar o la oportunidad de experimentar en primera persona los procesos de vendimia y elaboración del vino tradicionales. Todo sin olvidar los nuevos centros y museos enológicos llenos de propuestas innovadoras con las que aproximarse a la cultura vitivinícola.

 

La D.O. Empordà es un destino perfecto en el que aunar gastronomía y paisaje, vino y aventura, patrimonio y enología. Su fusión de innovación y tradición convierten a este territorio en un lugar perfecto para descubrir nuevas formas de conocer el vino y la tradición bodeguera.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1566 veces

Comenta