A la hora de comprar un vino, ¿eliges uno ecológico?

Jueves 15 de Abril de 2021

Compártelo

Leído › 1314 veces

Según el último informe de Wine Intelligence, realizado en 17 países con encuestas a 17.000 consumidores, la respuesta a esta pregunta no es la esperada

¿La Covid ha cambiado nuestra relación con el vino ecológico y sostenible? En términos generales, las preocupaciones sobre el cambio climático y la compra local parecen tener una alta puntuación entre los consumidores de vino en la era Covid, según los datos del último informe de Wine Intelligence "Global SOLA: Opportunities for Sustainable and Organic Wine 2021". 

Entre la gama de tipos de vino sostenibles y que resuenan más entre los bebedores, el vino orgánico ocupa el puesto número 1 en el mencionado informe. Sin embargo, dentro de los datos se observan algunos cambios que pueden causar preocupación a muchas empresas vitivinícolas de todo el mundo que están dedicando tiempo, esfuerzo y recursos a migrar su producción hacia disciplinas orgánicas, sostenibles y afines.

El índice de oportunidades de Wine Intelligence SOLA se calcula utilizando cuatro medidas del consumidor: conciencia, intención de compra, consideración futura y afinidad. Los datos provienen de encuestas en 17 mercados clave de vino (entre los que se incluye España) entre 17.000 bebedores de vino realizadas en octubre y noviembre de 2020 y que representarían una muestra de 313 millones de consumidores. La investigación muestra que el vino orgánico tiene niveles de conciencia mucho más altos que otros tipos de vinos alternativos; su fortaleza surge de un alto nivel de comprensión sobre el concepto de orgánico. Existe además, una oportunidad particularmente fuerte en los mercados europeos de Suecia, Francia, Alemania y Suiza, donde los productos orgánicos están más presentes en términos generales, y también más específicamente en el vino.

Como ocurre con la mayoría de los tipos de vinos sostenibles, el conocimiento del vino orgánico ha aumentado desde 2019. Sin embargo, este aumento en el conocimiento se contrarresta con una disminución en la consideración y la afinidad entre los consumidores en los últimos 12 meses, lo que es cierto para todos los tipos de vinos alternativos, no solo orgánico. El efecto neto es que disminuye los puntajes del índice de este informe en todos los ámbitos. Lo cual sugiere que, aunque los consumidores son más conscientes de los tipos de vino alternativos y la sostenibilidad en el vino, todavía no están toman la decisión consciente de elegir un vino sostenible en lugar de uno sin estas credenciales.

Esta tendencia anual observada puede relacionarse con un hallazgo todavía más perturbador que han observado desde WI y es que en casi todos los mercados de consumo de vino en la era Covid los consumidores se apegan a lo que saben y evitan la experimentación y la aventura. Así, desde marzo de 2020, el comportamiento del consumidor de vino de todo el mundo han recurrido constantemente a vinos que consideran familiares, seguros, confiables y confiables.

Por otro lado, la consultora realizó un experimento de prueba de etiquetas para ver qué efecto podrían tener diferentes afirmaciones sobre un vino en particular en la intención de compra. Lo que descubrieron fue que hacer una afirmación de sostenibilidad en la etiqueta de un producto aumenta la intención de compra del consumidor. Cuando se compara con un vino sin ninguna afirmación, mostrar "orgánico", "respetuoso con el medio ambiente" o "producido de manera sostenible" en la etiqueta del vino tiende a tener un impacto positivo en la intención de compra. Además, es interesante observar cómo estos hallazgos tienen un impacto mucho más fuerte en Suecia y Canadá que en Australia y el Reino Unido.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1314 veces

Comenta