La Denominación de Origen Rías Baixas en pro del consumo moderado y responsable de vino

Lunes 22 de Marzo de 2021

Compártelo

Leído › 664 veces

La Dieta Atlántica se caracteriza por el consumo de alimentos de proximidad, de temporada, frescos y mínimamente procesados. Productos de la tierra (frutas, verduras, pan, cereales y legumbres), pescados, lácteos y con un consumo moderado de carne, principalmente de vacuno y cerdo, y de huevo.

Es importante transmitir el mensaje de la moderación del consumo de vino y educar, al público en general, y a los jóvenes en particular, sobre los riesgos sociales y de salud que puede comportar un consumo excesivo. Siempre desde el rigor científico.

Por ello, desde el Consejo Regulador Denominación de Origen Rías Baixas potencian su labor en la defensa del consumo moderado de vino y la comunicación responsable, incorporándose a la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición – FIVIN.

La denominación de origen gallega respalda a la fundación FIVIN en su labor de divulgar los aspectos beneficiosos del consumo moderado de vino sobre salud, en el marco de una alimentación sana y saludable. 

Desde FIVIN agradecen, en nota de prensa, el apoyo del CRDO Rías Baixas para poder llevar a cabo dicho cometido.

Actualmente, la Fundación es la única entidad que puede divulgar y comunicar que el vino con moderación, sin abusar de él y acompañando las comidas es saludable para el organismo, así como, defender el vino como alimento.

La D.O Rías Baixas es un claro exponente de la defensa del vino como alimento saludable, "el consumo moderado y responsable de vino, acompañando a las comidas, forma parte de un estilo de vida y de una gastronomía saludable como es la que representa la Dieta Atlántica" tal y como explica el secretario general del Consejo, Ramón Huidobro.

La Dieta Atlántica se caracteriza por el consumo de alimentos de proximidad, de temporada, frescos y mínimamente procesados. Productos de la tierra (frutas, verduras, pan, cereales y legumbres), pescados, lácteos y con un consumo moderado de carne, principalmente de vacuno y cerdo, y de huevo.

FIVIN aconseja que, aunque numerosos estudios han demostrado los beneficios para la salud del consumo moderado de vino, la mayoría de los investigadores advierten que ello no es suficiente motivo para que alguien que no bebe comience a hacerlo por motivos de salud.

Cualquier estudio sobre el vino y la salud no reemplaza el consejo médico de un profesional. Las personas, independientemente de si padecen cualquier enfermedad, deben consultar con su médico antes de tomar decisiones sobre el consumo por su salud.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 664 veces

Comenta