Crean una tecnología que permite “saborear” vinos a distancia

Miércoles 17 de Febrero de 2021

Compártelo

Leído › 2088 veces

Dos ingenieros italianos han creado una herramienta que permitiría disfrutar de los vinos en una pantalla digital

Dos ingenieros de sonido de Alba, en Piamonte (noroeste de Italia), han convertido en un desafío crear música a partir de vinos, incluido el clásico Barolo producido en esta región.

Filippo Cosentino, uno de los promotores de la iniciativa, es capaz de escuchar sonidos haciendo girar el vino en la copa, o simplemente tocándolo. Para él es una nueva forma de "degustar" el vino, "es una experiencia auditiva más que olfativa asociada con el vino", afirma en declaraciones para Euronews.

Cosentino es músico, compositor y diseñador de sonido especializado en jazz y músicas del mundo. También escribe bandas sonoras para cine, televisión y radio. Junto con su colega, el ingeniero de sonido y diseñador Federico Mollo, crea sonidos individuales para diferentes vinos. El clásico Barolo con mucho cuerpo, por ejemplo, tiene un sonido de graves profundos.

Los tonos de cada vino se crean primero en una computadora. Luego se sujeta una varilla de metal en el vino y, dependiendo de cómo se mueva el vino, se modulan los sonidos en la computadora. De esta forma se crea una "huella sonora" única del vino.

"La parte física de la degustación se trata del flujo de corriente eléctrica. Con un dedo, sumergiéndolo en el vino en lugar de tocar el borde, puede cambiar el flujo eléctrico. Este flujo eléctrico modula los sonidos", explica Mollo.

Entonces, el sonido del vino cambia dependiendo de quién sostenga la copa y cómo se mueva el vino.

Los dos investigadores también han creado un sonido propio para los vinos espumosos, que cambian según el tamaño y la fuerza de las burbujas que contiene.

"Interpretamos las burbujas como una pequeña improvisación, porque siempre te sorprenden cuando salen de la botella y rebotan arriba y abajo en la copa. Así que creamos un sonido que nos permite improvisar", explica Cosentino.

La idea original de esta herramienta es poder "degustar" los vinos a distancia, disfrutando de los sonidos en una pantalla digital.

"Lo que creemos que hemos aprendido de esta situación en la que todos estamos mirando una pantalla para hablar con alguien, es que cuanta más experiencia y más sentidos estén involucrados, mejor podremos percibir ciertos productos", dijo Cosentino.

El experimento aún está en pañales, pero los dos planean ofrecer su tecnología a los productores de vino para que puedan compartir esta forma de cata de vinos con otros amantes del vino en el futuro.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2088 veces

Comenta