España pierde 700.000 hectáreas de viñedo en los últimos 40 años

Jueves 14 de Enero de 2021

Compártelo

Leído › 2173 veces

En 2020, según datos del MAPA, la superficie de viñedo para uva de vinificación en España fue de 949.565 ha, 3.263 ha menos que en 2019. Se trata de la cifra más baja de la serie histórica.

Según la “Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos ESYRCE” del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), con datos para el 2020 y analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), la superficie de viñedo de uva de transformación en España se redujo un ligero -0,34%, hasta las 949.565 hectáreas (-3.264 ha), la cifra más baja de la serie histórica.

El año 2010 fue el último en el que la superficie de viñedo en España, superó el millón de hectáreas. Con respecto al año 1980, primero de la serie histórica, se registra un descenso del -42,2%. En aquel año, la superficie de uva de transformación en España era de 1.642.622 hectáreas. Es decir, en los últimos 40 años, la superficie se ha reducido en 693.057 ha.

Por comunidades autónomas, Castilla-La Mancha posee la mayor superficie de viñedo para uva de transformación, con 465.140 hectáreas en 2020, que suponen el 49% de la superficie total. Con respecto al dato de 2019, registra una caída del -0,6%, o 2.887 hectáreas menos. Le siguen, de lejos, Extremadura, con 83.763 ha y caída del -2,4%, Castilla y León, con 72.891 ha (+4,2%) y la Comunidad Valenciana, con 59.915 ha (-1,7%).

Cataluña es la quinta comunidad autónoma en superficie de viñedo con 57.492 hectáreas (+1,9%). La Rioja, sexta en el ranking, redujo un ligero 0,5% su superficie de uva de vinificación, hasta las 52.524 ha. Es la última comunidad autónoma cuya superficie de viñedo está por encima de las 50.000 ha. La superficie del resto de comunidades está por debajo de las 40.000 ha.

Respecto a 2019, ocho comunidades han aumentado su superficie de viñedo para uva de transformación, siendo Islas Baleares, la comunidad que más la aumentó (+7%), seguida de Castilla y León (+4,2%), la Región de Murcia (+2,2%) y de Cataluña (+1,9%). Crecieron muy ligeramente, Galicia, País Vasco, Cantabria y Asturias.

En el lado contrario, destaca la caída registrada por la Comunidad de Madrid (-4,7%). En torno al 2%, cayeron las superficies de Extremadura, Canarias y Comunidad Valenciana. En torno al 1%, redujeron su superficie Aragón y Navarra. Por debajo del 1%, cayeron Castilla-La Mancha y La Rioja.

Tipo de cultivo: secano o regadío

En cuanto al tipo de cultivo, si se trata de secano o regadío, en 2020, de las 949.565 hectáreas de viñedo para uva de vinificación existentes en España, 564.193 ha correspondieron a secano y las 385.372 ha restantes, a regadío. Es decir, el 59% del total corresponde a viñedo en secano y el 41% restante, a viñedo en regadío.

Si comparamos estos datos con los de 2019, vemos que el cultivo de secano ha perdido un 0,4%, mientras que la caída del cultivo en regadío es del 0,3%.

Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma con mayor superficie de uva de transformación de secano con 228.608 hectáreas, el 40,5% de la superficie total en España. En 2019, la superficie de regadío en Castilla-La Mancha superó a la de secano, manteniéndose esta proporción en 2020. El pasado año, 236.532 ha fueron de regadío en Castilla-La Mancha. Otras dos comunidades, además de Castilla La Mancha, Navarra y Baleares, poseen más superficie en regadío que en secano. En 2020, Galicia (+32%) y Baleares (+13%) fueron las comunidades que más aumentaron su superficie de regadío, siendo la Comunidad de Madrid, la que más la redujo (-22%).

En cuanto al cultivo de secano, donde más se redujo en 2020 fue en Baleares (-12%), Navarra (-6%), Extremadura (-4%) y Comunidad de Madrid (-2,3%). El mayor crecimiento lo presentan Castilla y León (+7%) y la Región de Murcia (+4%).

Comparación 1980 – 2020

En el año 1980, España contaba con una superficie de viñedo para uva de transformación de 1.642.622 hectáreas, casi 700.000 hectáreas más que las existentes en 2020. Del total de comunidades autónomas, la superficie sólo ha crecido en dos de ellas, La Rioja (+68%), donde ha aumentado en 21.259 hectáreas, y País Vasco (+54%), que crece en 4.671 hectáreas, ambas compartiendo más o menos zona de cultivo. Por el contrario, la caída global la lidera Castilla-La Mancha, que ha pasado de más de 756.800 hectáreas en 1980 a 465.140 en 2020 (-38,5%), lo que supone una reducción en 291.668 ha. También cae notablemente la superficie en Andalucía (-80.278 ha), la Comunidad Valenciana (-80.050 hectáreas), Aragón (-72.074 ha), Murcia (-51.205 ha), Castilla y León (-50.745 ha) y Cataluña (-44.968 ha).

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2173 veces

Comenta