Roca: “la situación en el mercado mundial del vino es muy problemática”

Viernes 04 de Diciembre de 2020

Compártelo

Leído › 1654 veces

Pau Roca, director de la OIV

Los aranceles impuestos por Estados Unidos y la aparición de la pandemia del coronavirus han provocado que el sector vitivinícola europeo viva una "situación grave" y necesite de ayuda "extraordinaria" para salir adelante, según los expertos del sector.

Durante el foro "El sector vitivinícola: la crisis y una estrategia para el futuro", organizado por las cooperativas agrarias de Francia, Italia y España, expertos y políticos han coincidido en la "complicada" situación de este sector en Europa, que requiere de impulso y ayuda de emergencia por parte de las instituciones.

El director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), Pau Roca, ha señalado que "la situación en el mercado mundial del vino es muy problemática" y que en los seis primeros meses de este año los intercambios internacionales han caído un 6,7 % en volumen y, "lo que es más grave", un 12,4 % en valor.

"Eso quiere decir que estamos vendiendo mucho más barato todos", ha lamentado Roca, quien ha explicado que esta situación afecta especialmente a los países europeos.

Ha recordado que el sector está "muy fragmentado", lo que en tiempos de pandemia puede ser "una oportunidad enorme", ya que "esa mayor diversidad da mayor resiliencia y adaptación, y al mismo tiempo es un modelo que se adapta mucho más a un paradigma de adaptación al cambio climático".

La solución pasa por digitalizarse

A su juicio, para salir de la crisis -que no comenzará a percibirse hasta cerca de tres años- hace falta apostar por la digitalización, que puede servir como catalizador, y por identificar cuáles serán los mercados en los que centrarse, con Asia como el objetivo a alcanzar.

"Asia es el gran mercado que tiene que crecer. Habrá muchas dificultades. India, por ejemplo, tiene dificultades arancelarias. Por otro lado, tenemos a China, que está pasando una crisis, pero creo que hay una oportunidad de situarnos", ha asegurado Roca.

Por su parte, el director del Wine Monitor en el instituto de investigación Nomisma, Denis Pantini, ha detallado que hasta comienzos de 2020 había un crecimiento del comercio internacional del vino que rondaba el 4 % al año, con países como Australia (7,7 %) y Nueva Zelanda (5,3 %) con unos crecimientos superiores a los de Francia (4,8 %) o Italia (4,7 %).

Durante 2020, ha precisado, las exportaciones hasta agosto han caído en Francia un 17,1 %; en España, un 5,3 %; y en Italia, en un 3,2 %; sin embargo los dos países oceánicos (Australia, con 1,5 % de crecimiento, y Nueva Zelanda, con un 4,7 %)) son los que han registrado mayores aumentos en sus exportaciones.

Caída generalizada de las exportaciones

El cierre del canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) ha generado una "disminución general" de las exportaciones europeas, ha recordado Pantini.

Como perspectivas para los meses venideros, ha citado problemas como el Brexit del Reino Unido (que puede generar una pérdida de competitividad), la lucha arancelaria con Estados Unidos y el encuentro diplomático-comercial entre China y Australia.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, en su intervención en nombre del sector español, francés e italiano, ha explicado que apuestan por la conservación de una actividad económica que ayuda a fijar la población y a distribuir "de forma importante" el producto, por lo que ha pedido un presupuesto extraordinario "que pueda revitalizar" las producciones.

Según datos de las cooperativas, difundidos en un comunicado, necesitan acceder "plenamente a los 8.000 millones de euros adicionales del Fondo Next Generation EU en el segundo pilar", y que no se les trate peor financieramente que a los demás componentes de la Política Agraria Común (PAC).

Apuesta por la transición ecológica

En este sentido, han reclamado una aplicación de la PAC en todos los Estados miembros que garantice que la viticultura de la UE tenga acceso a las medidas agroambientales del segundo pilar y a los planes de gestión de riesgos, "ya que ambos son esenciales para apoyar la transición ecológica y digital que el sector vitivinícola comunitario está dispuesto a liderar".

Además, en el foro de este miércoles han participado la diputada del Parlamento Europeo del grupo socialista y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, Clara Aguilera, y los eurodiputados Paolo de Castro, Anne Sander e Irene Tolleret, que han coincidido en recalcar la importancia de enfrentar "esta situación sin precedentes".

En esa línea, Aguilera ha planteado que desde la Unión Europea hacen falta nuevas medidas de ayuda económica al sector que complementen las ya implementadas, para evitar la caída de un sector "ligado al territorio" y a las regiones rurales.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1654 veces

Comenta