Las reservas de vino en España alcanzan los 3.460 millones de litros

Miércoles 07 de Octubre de 2020

Compártelo

Leído › 8845 veces

La campaña 2019-20 termina con unas existencias de vino de 34,6 M hl, ligeramente por encima de la media de los últimos cinco años

Según los datos de la declaración ampliada del INFOVI, analizados por el OEMV, las existencias de vino y mosto sin concentrar (S.C.) en las bodegas y almacenistas españoles a 31 de julio eran de 36,7 millones de hectolitros.

Se trata de una cantidad ligeramente inferior a las existencias de la campaña anterior y que se divide entre 34,6 M hl de vinos y 2 M hl de mostos, muy mayoritariamente (89%) en manos de las bodegas de producciones de 1.000 hl o más, y principalmente vinos tintos y rosados, así como mostos blancos.

Por tipo de indicación de calidad, la gran mayoría de las existencias de vino (70% son de vinos con denominación de origen protegida (DOP), seguidos de los vinos sin ninguna indicación de calidad (16%) y poco más del 7% de vinos con IGP y otra cantidad similar de vinos varietales.

De este total de existencias, casi un 30% se concentran en Castilla-La Mancha, que mantiene una media superior a los 10 M hl en los últimos años (10,8 M hl en 2020, disminuyendo en casi 2 M hl respecto del año anterior), con vaivenes entre los casi 14 M hl del año 2014 y los apenas 8,2 M hl del más reciente 2018. Cataluña y la Comunidad de La Rioja le siguen en importancia, con 5,5 M hl y 5 M hl respectivamente este año y medias ligeramente por debajo de esas cifras en los últimos años. Andalucía y Castilla y León suman a los anteriores 3 M hl y 2,8 M hl respectivamente para, juntos, los 5 primeros, alcanzar casi ¾ partes de todas las existencias de vino en España. Del 25% restante, País Vasco, Comunidad Valenciana, Aragón, Extremadura y Navarra también superan el millón de hectolitros en stock.

El vino disponible ¿es mucho o es poco?

La media de los últimos 16 años, desde el pico del 2005 se sitúa en 35,1 M hl, por lo que las existencias del 2020 están 1,6 M hl por encima. Recordemos que el gran volumen de vino en stock del 2005 provenía de una cosecha muy grande (2004), que se sumó a otra anterior también elevada y, con ello, se acumularon cantidades importantes de vino.

Tras ese año, los últimos 15 han mostrado variaciones entre los casi 39 M hl del pasado 2019 y los apenas 30 M hl de 2012, 2013 y 2018. Como siempre, el problema mayor surge cuando se acumulan dos años de cosechas largas seguidos o dos años de cosechas cortas, que son los que tienen una influencia determinante sobre los precios de compraventa de uvas y vinos (a la baja o al alza, respectivamente) y sobre la presión para vender con urgencia, o no, principalmente en el extranjero.

Por lo tanto, en comparación con la media de los últimos años es una cantidad ligeramente elevada; que lo es más si tomamos en cuenta que se han visto afecta-das por medidas de regulación de mercado extraordinarias, incluyendo la destilación de dos millones de hectolitros, de los que al menos una parte, se destilaron ya en el mes de julio.

¿Dónde son las existencias particularmente elevadas?

La cantidad de vino en existencias significa en realidad dos cosas:

  1. Guarda de vinos para, de acuerdo con la normativa, elaboración de crianzas, reservas y grandes reservas, muy característicos por ejemplo de Rioja y las tres comunidades autónomas que la integran; y/o
  2. almacenamiento de vinos que no se han vendido durante la campaña y se mantienen como enlace entre campañas.

Y las estadísticas no reflejan por cuál de estos dos motivos se mantienen existencias en cada una de las regiones. Pero, puesto que las menciones de crianza referidas están limitadas a vinos con DOP, sí puede dar una pista analizar la composición por tipo de vino en cada una de las CCAA.

Así, los vinos con DOP en stock a finales de julio en las CCAA de Cataluña, La Rioja, Castilla y León, País Vasco y Navarra, superan el 85% del total de sus existencias respectivas. Por el contrario, y centrándonos en las principales, los vinos de Extremadura, Castilla-La Mancha y en menor medida, de la Comunidad Valenciana muestran un porcentaje de vinos con DOP sobre total existencias, muy inferior.

Ahora, si comparamos los stocks del último quinquenio – por tener cifras más estables – con las del quinquenio anterior (2011-18), comprobamos que donde más han crecido las existencias de vino en estos años, en términos relativos, ha sido en la Comunidad Valenciana. Lógicamente por ser la mayor productora, es en Castilla-La Mancha donde el volumen de vino en litros ha crecido más en estos dos periodos, pasando de los 9,5 M hl en el periodo 2011-16 a los 10,2 M hl de media en el período 2016-20, con un crecimiento de 690.000 hectolitros. Pero tal aumento es de apenas un 7% mientras que el registrado en la Comunidad Valenciana, supera el 19%. Ambos, en todo caso, igual que Extremadura y Cataluña superan con creces la media nacional de incremento de existencias en los últimos 10 años, que se situó en un 4,3%. Una vez más, la eliminación de las destilaciones subvencionadas con fondos europeos en 2010/2011, las variaciones en la productividad del viñedo en estos años y la mejor o peor marcha de las ventas de cada región vitivinícola pueden haber influido en que las existencias a final de campaña hayan crecido de forma no siempre deseable.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 8845 veces

Comenta