Quinta Sardonia exportará un 70% de la producción con Dinamarca, EEUU y China como mercados de referencia

Miércoles 16 de Septiembre de 2020

Compártelo

Leído › 429 veces

Sardón se ha introducido en la cadena norteamericana Whole Foods, un referente en productos naturales y orgánicos con más de 460 puntos de venta en todo el mundo

Quinta Sardonia ha adelantado unos días la vendimia empezando en las viñas de suelos calcáreos, cuya uva ha alcanzado el óptimo equilibrio de madurez. Un equilibrio que se busca, de principio a fin, en la creación de vinos sostenibles con el entorno y que expresen en copa la riqueza del terroir, siguiendo los exigentes principios de la vitivinicultura biodinámica, que la bodega aplica desde 1998 para la elaboración de QS y QS2. La producción se destina mayoritariamente al exterior: en torno al 70%. Los mercados internacionales más destacados son Dinamarca, Estados Unidos y China.

La bodega acaba de lograr un importante hito en el mercado norteamericano: introducir Sardón en la cadena Whole Foods, que trabaja el segmento Premium y es todo un referente para los amantes de los productos naturales y orgánicos.  Con más de 460 establecimientos en todo el mundo, principalmente en Estados Unidos y Canadá, ofrece a sus exclusivos clientes el vino más fresco y frutal de Quinta Sardonia.

La alianza suscrita entre el Grupo Terras Gauda y Trinchero Family Estates en Estados Unidos a comienzos del ejercicio pasado ha impulsado de forma cualitativa y cuantitativa el crecimiento de Quinta Sardonia en el mercado estadounidense gracias al acuerdo con este grupo familiar, una de las referencias en importación de vinos Premium que representa a más de 50 marcas internacionales reconocidas de vinos y bebidas espirituosas.

Vendimia diferenciada por los suelos

Desde el pasado sábado, en la finca de 22 hectáreas de viñedo, dividida en quince terruños diferentes a orillas del Río Duero, se está desarrollando la vendimia. La brotación en primavera se caracterizó por la energía y vigor en las plantas, que crecieron a buen ritmo y en  equilibrio. Durante el verano, seco y caluroso, se llevó a cabo el aclareo de racimos para ajustar la producción y lograr una correcta maduración.  Estas condiciones climáticas han propiciado un anticipo recogiendo la uva en los suelos calcáreos más precoces. Los suelos son grandes protagonistas. Se consideran un organismo vivo; un elemento dinámico que proporciona alimento natural a la cepa y una gran cantidad de nutrientes, que tiene su reflejo en la calidad de la uva.

Durante la vendimia, se diferencian los cuatro grupos: caliza, marga, marga con yeso y coluviones calcáreos. Es una de las máximas de la biodinámica, en la búsqueda constante de la armonía entre el ecosistema, la diversidad biológica y el entorno natural. La viña se abona con compost de elaboración propia, contribuyendo a una mayor sostenibilidad medioambiental y a mantener intactos los componentes aromáticos de las siete variedades   cultivadas: Tinto fino, Cabernet sauvignon, Syrah,  Petit verdot, Malbec, Merlot y Cabernet franc. También se preserva la cubierta vegetal del suelo, conservando las plantas y flores que se extienden a lo largo de todo el viñedo. La viña se trabaja teniendo en cuenta los ciclos de la luna.

El resultado de estas exigentes prácticas vitivinícolas son QS y QS2, vinos con personalidad única y fiel a la expresión de su terroir. Para Sardón, se realiza una selección de uva procedente de suelos más frescos y ligeros a lo largo del valle del Duero, más aromática y que confiere una buena acidez.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 429 veces

Comenta