¿Por qué las máquinas salen por la noche?

Viernes 11 de Septiembre de 2020

Compártelo

Leído › 1661 veces

Si hay dos características que definen la vendimia en la Denominación de Origen Rueda es la salida de las máquinas vendimiadoras por la noche, pero ¿por qué se hace de este modo? El enólogo Ángel Luis Margüello nos explica los motivos.

Máquina vendimiadora

Hay dos características que definen a la vendimia en la Denominación de Origen Rueda: la nocturnidad y la mecanización de las labores del campo.

Los trabajos acaban de comenzar y durante las próximas semanas en los viñedos se vivirá un frenesí que el año pasado, en la campaña de 2019, se tradujo en más de 113 millones de kilos de uva recogida. Y un 88,5% correspondiente a la variedad reina y autóctona de la DO Rueda, Verdejo.

Pero, ¿por qué en Rueda se vendimia por la noche y a máquina?

Explica el enólogo y director técnico de Bodegas El Inicio, Ángel Luis Margüello, que se trata de dos factores decisivos en la calidad de los vinos de Rueda. Por un lado, se tiende a la mecanización gracias a la disposición de las vides, en espaldera, consiguiendo que la máquina avance por los carriles sin dañar los granos de uva, que son trasvasados a los remolques. "Con este tipo de vendimia conseguimos que llegue la mayor cantidad a la bodega. Una vez allí mantenemos la temperatura para que el calor no provoque que se inicie la fermentación antes de tiempo", apunta Margüello.

La respuesta a la "nocturnidad" se debe a que las uvas reducen con las bajas temperaturas su actividad enzimática, algo muy importante con lo que se logran los ricos vinos afrutados de la DO Rueda. Además, señala el enólogo, "reduciendo las posibles oxidaciones con esas temperaturas se conservan las cualidades organolépticas en perfectas condiciones y mejorando el equilibrio entre graduación y acidez".

Una vez en bodega, las uvas son estrujadas y exprimidas antes de ser trasladadas al depósito. Entonces sí que se puede iniciar la fermentación del mosto.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1661 veces

Comenta