Angela Merkel quiere que se beba más Riesling

Jueves 27 de Agosto de 2020

Compártelo

Leído › 1624 veces

En un nuevo impulso al vino alemán

Angela Merkel y la ministra de Agricultura, Julia Kloeckner

Alemania se ha quedado atrás de sus competidores europeos en cuanto a hacerse con su parte de las crecientes exportaciones de vino y el gobierno de la canciller Angela Merkel quiere solucionarlo impulsando la exportación de productos de calidad como el Riesling, el vino más popular del país.

En la que es la primera renovación de su estrategia de marketing para el vino en un cuarto de siglo, Alemania desplegará una "pirámide" de etiquetas de protección que vinculan los vinos más estrechamente con regiones específicas. Los mejores vinos como Mosel Valley Riesling se ubicarán en la cima de la pirámide, que sigue el principio de "cuanto menor producción, mayor es la calidad", según declaraciones a Bloomberg, este miércoles 26 de agosto en Berlín, de la ministra de Agricultura, Julia Kloeckner.

El objetivo es que los consumidores de vinos asocien el vino de calidad con un determinado origen para ayudar a impulsar las ventas, según Kloeckner, quien además proviene de una familia de viticultores en el estado de Renania-Palatinado y fue nombrada Reina del Vino de Alemania en 1995.

"Queremos orientar mejor a los consumidores cuando se encuentran ante los estantes de vinos", señaló Kloeckner.

La reputación de Alemania por la calidad se ve afectada en regiones como el Reino Unido, donde los consumidores carecen de ayuda para diferenciar los vinos y normalmente ven a los alemanes como "dulces" y blancos.

Entre 2008 y 2018, la Unión Europea aumentó las exportaciones de vino desde 6.100 millones de euros hasta 11.600 millones de euros, según el Ministerio de Agricultura alemán. Sin embargo, la participación de las exportaciones de Alemania se redujo desde 434 a 307 millones de euros durante ese período.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1624 veces

Comenta