Un verano con alma jerezana maridado con vino de Jerez

Viernes 21 de Agosto de 2020

Compártelo

Leído › 1218 veces

Paola Medina, directora técnica y enóloga de la bodega Williams & Humbert, ha seleccionado un maridaje perfecto para cada vino

Paola MedinaPaola Medina, directora técnica y enóloga de la bodega

Hay quien dice que este será el verano más extraño de nuestras vidas y es probable que sea así, pero lo que es seguro es que esta temporada estival los encuentros con familiares y amigos tienen más valor que nunca. Por ello, las reuniones en torno a la mesa se convierten en el escenario perfecto en el que disfrutar de dos de nuestras cosas favoritas: la mejor gastronomía y la buena compañía. Para aquellos que en las comidas y cenas de este verano quieran sorprender con éxito en sus maridajes a sus comensales, desde Williams & Humbert, una de las bodegas con más historia y tradición en la elaboración de vino y brandy de Jerez, proponen apostar por la intensidad, personalidad, elegancia y versatilidad de los vinos de Jerez.

Para hacer de la elección de las armonías un proceso más sencillo, Paola Medina, directora técnica y enóloga de la bodega, ha seleccionado un maridaje perfecto para cada vino.

Fino Pando, ideal para el aperitivo

De color oro pajizo y muy brillante, este vino de aroma intenso y complejo, que recuerda a la "flor" por sus notas aldehídicas, muy seco al paladar, pero delicado y con cuerpo, es perfecto para disfrutar en el aperitivo y con todo tipo de tapas. Gracias a su post-gusto, que deja una agradable sensación de frescor, es ideal para acompañar a aceitunas, frutos secos, tortilla de patata o jamón ibérico. Además, también es un acompañante excelente para mariscos y pescados, especialmente aquellos de marcado sabor salino, como las anchoas, y con los crudos, lo que lo convierte en acompañamiento perfecto en la cocina japonesa.

Más allá del aperitivo, el Fino Pando acompaña con gran éxito uno de los platos icónicos del verano como son las sopas frías. Así, la elección de este vino es infalible para maridar gazpachos, salmorejos o vichyssoise. Así mismo, el Fino Pando ha de ser la elección de los amantes de la pizza.

Con pescados y mariscos, Manzanilla Alegría

Uno de los vinos de la bodega protagonistas de la temporada estival es Alegría. Pocos vinos hay tan ligados al disfrute y a la celebración de la vida como la Manzanilla de Sanlúcar. Un vino para compartir, protagonista indiscutible en las fiestas de Andalucía.  El vino del gozo, del deleite. El vino de la Alegría. De color oro pálido muy brillante, con un aroma punzante e intenso y notas almendradas, este vino delicado, pero con cuerpo y carácter, muy elegante en boca y con mucha persistencia retronasal, también se ajusta a diferentes momentos de consumo, desde el aperitivo a la cena. Así, los aliños, mariscos como la gamba roja o los mejillones y el pescaíto frito maridan a la perfección con esta manzanilla.

El amontillado, sorprendente por su versatilidad

El amontillado es uno de los vinos más versátiles del Marco de Jerez gracias a contar tanto con crianza biológica como con crianza oxidativa, lo que hace que se encuentre a medio camino entre los olorosos y los finos. Entre los diferentes amontillados de la bodega, para este verano Paola Medina nos propone dos opciones: el Amontillado Don Zoilo, de 12 años, y el Amontillado Jalifa, de 30 años.

De color entre el oro muy viejo y el ámbar muy brillante, el amontillado cuenta con un aroma muy punzante e intenso, complejo, con notas de avellana y de levadura, que evocan al fino que fue. Seco, justo de acidez, con mucho cuerpo y carácter, elegante y persistente en boca, retronasalmente es tremendamente expresivo y no se olvida fácilmente. Por todas estas características, el Amontillado Don Zoilo es perfecto para acompañar platos protagonizados por alcachofas, espárragos o ahumados como el salmón. Por su parte, el Amontillado Jalifa es la combinación ideal para el queso curado. Además, ambos maridan con buenos quesos, jamón y frutos del mar.

Oloroso Don Zoilo, protagonista de las barbacoas del verano

El Oloroso Don Zoilo, de 12 años, es el vino perfecto para acompañar las ansiadas barbacoas que tengan lugar este verano. Por sus propiedades, combina de forma excelente con las carnes rojas, aunque también con los quesos viejos. De color ámbar brillante, de aroma muy intenso que recuerda a frutos secos y nuez, al paladar es seco, poco ácido, con mucho cuerpo, de tanino aterciopelado. Retronasalmente es muy persistente, resulta pleno y armonioso.

Dry Sack Medium, de las pastas a la comida mexicana

Este vino, de color ámbar brillante y aroma intenso que recuerda a frutos secos y a nuez, se puede disfrutar del aperitivo a la cena. Dado que al paladar resulta pleno, armonioso, poco ácido y ligeramente dulce, marida con platos como las pastas, el paté o el foie, y con elaboraciones especiadas como el cous-cous o la comida mexicana. Para disfrutarlo al máximo puede tomarse solo o con hielo.

Don Zoilo Cream, el broche dulce a la velada

Para acabar los encuentros de la forma más dulce posible, desde Williams & Humbert proponen su Don Zoilo Cream, un vino oloroso dulce, de color caoba con aromas a frutos secos, nuez y ligeras notas que evocan a las pasas y al azúcar tostado. Gracias a sus características, pues es suave, aterciopelado y muy cálido por su contenido alcohólico, es ideal para acompañar postres, helados y repostería, ya sea bien frío o con hielo como bebida refrescante.

Tal y como señala Paola Medina, "esta es solo una pequeña muestra de la versatilidad que los vinos del Marco de Jerez pueden mostrar a nivel gastronómico. Por sus características, nuestros vinos invitan a jugar y descubrir diferentes y sorprendentes combinaciones, ahora y en cualquier momento del año, siempre con el objetivo de disfrutar al máximo el potencial de estos vinos tan especiales".

WILLIAMS & HUMBERT

Paola MedinaPaola Medina

Williams & Humbert es una de las Bodegas con más historia y tradición en la elaboración de vino y Brandy de Jerez, así como destilados y productos del sector de la alimentación. Fundada en 1877 por Alexander Williams y Arthur Humbert, en la actualidad es propiedad de la familia Medina, quien adquirió la firma a principios de los años 90.

La firma, que fue partícipe en la creación de la Denominación de Origen Jerez-Xérès, cuenta, a día de hoy, con más de 50 marcas propias de vinos y destilados y presencia en más de 80 países. Estas marcas incluyen vinos de Jerez como Fino "Pando", el oloroso dulce "Canasta", el oloroso medium Dry Sack, el palo cortado "Dos Cortados" o el Amontillado "Jalifa". Junto a estos vinos elaborados a través del Sistema de Criaderas y Soleras, la Bodega cuenta con una colección de vinos de Añada, que se remonta a 1920, y que está considerada la más completa y antigua del Marco de Jerez.

En cuanto a la gama de espirituosos, Williams & Humbert elabora el prestigioso Brandy Gran Duque de Alba y destilados como el Ron Dos Maderas o la Ginebra Cubical.

La Bodega cuenta con viñedos en los pagos de Jerez Superior- Pagos de Añina-Balbaína y Carrascal- zona vitivinícola referente de calidad en el Marco.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1218 veces

Comenta