EE.UU. podría aumentar los aranceles al vino europeo en agosto

Lunes 20 de Julio de 2020

Compártelo

Leído › 1590 veces

El vino espumoso francés se ha librado recientemente de una tasa prevista del 100%, pero el gobierno de Trump planea mantener o aumentar el resto de impuestos al vino tranquilo de la UE.

La administración Trump decidió no imponer al vino espumoso francés los aranceles en represalia por los impuestos de Francia a las grandes empresas tecnológicas.

No obstante, el gobierno de EE.UU. debatirá en las próximas semanas si debe mantener aranceles del 25 por ciento en muchos otros vinos europeos o si por el contrario deciden si aumentarlos, una opción esta última que previsiblemente será la que se tomará, según los expertos.

Desde hace meses, la Casa Blanca y la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR) se han involucrado en una disputa de alto riesgo con Francia sobre el impuesto a los servicios digitales, que el gobierno del presidente francés Emmanuel Macron aprobó para recaudar impuestos sobre las grandes tecnologicas. Empresas estadounidenses como Apple y Google dominan la lista de empresas que se verían afectadas.

Después de las conversaciones entre los funcionarios de los dos gobiernos, los franceses acordaron retrasar la aplicación del impuesto, mientras que numerosas naciones llevaron a cabo conversaciones multilaterales para alcanzar una solución global sobre los impuestos a los servicios digitales. Pero el gobierno de Trump abandonó esas conversaciones el mes pasado, descontento con el progreso. El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo que los aranceles avanzarían amenazando al vino espumoso francés con posibles impuestos para entrar en EE.UU. del 100%, es decir que el precio del Champagne duplicaría o más su valor de la noche a la mañana.

Sin embargo, el 10 de julio, el USTR dio la sorpresa y anunció que los bolsos y el maquillaje franceses sí se enfrentarían a aranceles del 25 por ciento, pero que el vino espumoso se salvaría. Además, el USTR retrasaría la imposición de las tarifas porque Francia había acordado no cobrar los impuestos a las tecnológicas por el momento.

Pero los expertos advierten que esto no significa que la batalla haya terminado. En Italia y Austria han aprobado impuestos similares contra EE.UU. También en España el gobierno de Pedro Sánchez está barajando una posibilidad similar contra Facebook, Google... y compañía.

A pesar de la victoria para bodeguero franceses y amantes del champán norteamericanos, se está gestando otra batalla. El USTR está llevando a cabo una revisión de sus aranceles por la disputa sobre los subsidios de la UE a los fabricantes de aviones de EE.UU. La Casa Blanca impuso aranceles del 25 por ciento a la mayoría de los vinos tranquilos de Francia, Alemania, Reino Unido y España en octubre pasado. Después de una revisión en febrero, el USTR dejó esos aranceles sin cambios. Ahora ha llegado otra revisión obligatoria, con una decisión programada para agosto. El USTR podría eliminar los aranceles, aumentarlos o dejarlos igual. La primera opción parece poco probable ya que Estados Unidos también se ha alejado de las conversaciones con la UE sobre los subsidios ofensivos, y la mayoría de expertos se decantan por la segunda, en vista de la falta de diálogo entre Europa y norteamérica.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1590 veces

Comenta