Vinos Yllera: elegantes y profundos

Domingo 17 de Mayo de 2020

Compártelo

Leído › 1327 veces

Por Ángel Marqués Ávila. Periodista

Las Bodegas Grupo Yllera fueron fundadas en 1.970 y se encuentran de forma estratégica situado en las más exclusivas zonas de producción vitivinícola de España, siendo la localidad vallisoletana de Rueda donde se encuentran sus más emblemáticas bodegas. La historia comenzó con la elaboración de vino blanco verdejo siendo la familia Yllera pionera en la zona (con el lanzamiento del mítico Cantosan) y miembros fundadores del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda, la primera denominación creada en Castilla y León.

En la primavera del año 83 la quinta generación de una estirpe de elaboradores de vino: los hermanos Jesús y Pepe Yllera, conocidos en la zona como Los Curros -quienes una década antes se habían trasladado desde el pueblecito vallisoletano de Fuente el Sol hacia Rueda, atraídos por el potencial de la uva Verdejo de la zona-, junto al reputado enólogo riojano Ramón Martínez -artífice de los vinos de la casa desde sus orígenes-, decidieron lanzar al mercado su reconocido Tinto YLLERA, un vino diferente al habitual en la época, un tinto elaborado con uvas procedentes de la cuenca del Duero y criado en barricas durante un año. Este lanzamiento supuso una pequeña revolución enológica y comercial porque el éxito fue extraordinario.

De los primeros blancos verdejo con D.O. Rueda (Viña Cantosán y Burbujas Cantosán) actualmente se ha pasado a elaborar una gran variedad de vinos de reconocido prestigio donde podemos encontrar Vinos de la Tierra de Castilla y León (Yllera, Cuvi, etc....), tintos de la D. O. Ribera del Duero (Bracamonte o Pepe Yllera), vinos con carácter propio en D.O. Toro (Garcilaso), la histórica D.O Rioja (Coelus), redondeando el pastel con Olivante de Laura (D.O. Rueda) y con la más reciente incorporación, la gama Yllera 5.5 Frizzante, otra revolución que ha creado una nueva categoría en el mundo del vino de España.

Y nuestro enólogo Montxo Martínez, continuando con la labor de su padre Ramón, continúa desarrollando nuevas técnicas, experimentando con diferentes variedades (Moscatel, Shirad, Touriga Nacional, Chardonnay, etc.) para seguir cosechando éxitos persiguiendo la excelencia en todas sus elaboraciones.

Nuestros Fundadores Jesús Yllera y Ramón Martínez, el tercer socio fundador, Pepe Yllera, falleció en 1995.

LAS BODEGAS

Para elaborar un gran vino son necesarios muchos factores. Uno de los más importantes es la bodega y las muchas partes que la integran, desde las tolvas de recepción de uva, los depósitos de fermentación, las barricas para crianza, hasta la temperatura de conservación del vino una vez elaborado, son elementos que hacen que nuestras bodegas sean fantásticas para elaborar vinos de alta calidad.

El Grupo Yllera cuenta con modernas instalaciones que le permiten tener una capacidad de elaboración en acero inoxidable con control de temperatura de casi 6 millones de litros, un parque de 5.000 barricas de roble francés y americano (más de la mitad nuevas, el resto de no más de 5 años) entre las bodegas de Rueda y Ribera del Duero.

Estas instalaciones cuentan con las más modernas tecnologías de equipos de climatización de nuestras naves y depósitos para la mejor conservación de nuestros vinos, elaborados siempre con los más actuales sistemas de producción disponibles en el mercado; laboratorio dotado con los más avanzados equipos de análisis y seguimiento que nos permiten controlar el 100% de nuestros caldos, asegurando su calidad óptima en todas las fases del proceso; modernas plantas de embotellado con los medios de control más avanzados y con capacidad de adaptarse a múltiples presentaciones y formatos, maximizando esa flexibilidad tan demandada por nuestros clientes.

Todo ello al servicio de conseguir cada día vinos de mayor calidad y seguridad alimentaria, respetando siempre el medio que nos rodea.

Con la adquisición en los 80 de una bodega en la Ribera del Duero, en el pueblecito de Boada de Roa lanzamos al mercado nuestra gama de "riberas", vinos elegantes y con personalidad, con el carácter especial que aporta el "terroir" del Duero.

UNA PERICIA LEGENDARIA.

Bodega laberinto El hilo de Ariadna

De gran tradición vitivinícola, la Villa de Rueda (a 40 km. de Valladolid) alberga en su interior una gran cantidad de bodegas que se han ido perdiendo víctimas del abandono o del derrumbe. La familia Yllera, en nuestro afán recuperador de historia y tradición, hemos ido rescatando estas bodegas, entrelazando unas con otras y descubriendo a nuestro paso un auténtico laberinto.

Y en nuestra "Bodega Laberinto EL HILO DE ARIADNA" hemos reunido arte, cultura, historia, mitología y vino mediante una bella analogía entre el conocido mito del Minotauro y el mundo del vino, a través del intrincado laberinto de bodegas que recorre las profundidades de la Villa de Rueda. A lo largo de 10 salas, relacionamos un episodio o un personaje del mito con cada uno de nuestros vinos. Únicamente hay que seguir "El Hilo de Ariadna" para descubrir nuevas e inolvidables experiencias.

En el comedor mudéjar podrán disfrutar de una comida o cena "típica de bodega". Disponen de una sala con capacidad para 50 personas y otra contigua para 20 personas.

Realizan presentaciones, eventos, catas de vino, reuniones y comidas/cenas en la bodega laberinto "El Hilo de Ariadna", en su sala de barricas, con capacidad para 300 personas.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1327 veces

Comenta