El consumo moderado de vino tinto puede reducir el riesgo de Alzheimer

Jueves 14 de Mayo de 2020

Compártelo

Leído › 4209 veces

Un nuevo estudio de la Universidad de Tufts (Massachusetts) revela que el consumo saludable de vino tinto puede reducir el riesgo de enfermedades degenerativas

Nuevas evidencias sugieren que disfrutar de una copa de vino tinto puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas. Un nuevo estudio del Centro de Investigación de Envejecimiento Humano Jean Mayer USDA sobre el Envejecimiento de la Universidad de Tufts (Massachusetts, Estados Unidos) descubrió que una mayor ingesta de flavonoides, que son compuestos polifenólicos que se encuentran en los alimentos de origen vegetal, incluidas las uvas y, por su puesto, el vino tinto, se asocia con un menor riesgo de desarrollar Alzheimer.

Este estudio corrobora lo que ya se había constatado en estudios anteriores que habían encontrado evidencias de un vínculo entre el consumo moderado de vino tinto y un menor riesgo de Alzheimer, pero este análisis está respaldado además por un estudio mucho más largo, que agrega un peso considerable a los datos. 

El estudio, publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, analizó datos del Framingham Heart Study (FHS), un proyecto en curso a largo plazo en Framingham, Massachusetts. El Dr. Paul Jacques y su equipo de investigadores examinaron los hábitos alimenticios, incluida la ingesta de flavonoides, de 2.800 participantes en el transcurso de 20 años.

El estudio se centró en seis clases de flavonoides que se encuentran comúnmente en las dietas occidentales: antocianina, flavanona, flavan-3-ol, flavona, flavonol e isoflavona. Los investigadores crearon cuatro niveles de ingesta basados ​​en percentiles: menor o igual que el percentil 15 (ingesta baja), percentil 15 a 30, percentil 30 a 60 y mayor percentil 60 (ingesta alta). Utilizaron datos acumulativos de cinco exámenes de cuatro años que incluyeron cuestionarios de frecuencia de alimentos y compararon la ingesta de flavonoides con la aparición de la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas. De los 2.800 participantes, 158 finalmente desarrollaron la enfermedad de Alzheimer.

Los resultados mostraron que una mayor ingesta a largo plazo de alimentos ricos en flavonoides se asoció con un menor riesgo de enfermedad de Alzheimer y demencia relacionada. Particularmente, aquellos con baja ingesta de antocianinas, comúnmente encontrados en el vino tinto, tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar eventualmente la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas en comparación con aquellos con una alta ingesta.

"El vino tinto contribuyó de manera menor a todas las clases de flavonoides, excepto las antocianinas, donde se clasificó como el cuarto contribuyente principal a la ingesta", afirma el Dr. Jacques en el estudio. Señalando que el consumo moderado de vino tinto, definido por el estudio como una copa al día para mujeres y dos para hombres, es una buena fuente de ingesta adecuada de flavonoides, pero que debe combinarse con el consumo regular de frutas de bayas.

Los estudios observacionales siempre tendrán limitaciones basadas en imprecisiones del cuestionario. El Dr. Jacques ha tratado de abordar las variables de confusión ajustando los hallazgos de obesidad, tabaquismo y hábitos de ejercicio, así como otros factores relacionados con la dieta. Pero todavía no está convencido de que los flavonoides sean completamente responsables del menor riesgo de enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, dijo, el vínculo entre el Alzheimer y la dieta es muy fuerte. El estudio menciona la popular dieta mediterránea, en la que se incluye el consumo moderado de vino, como una gran fuente de alimentos ricos en flavonoides.

Fuente: Long-term dietary flavonoid intake and risk of Alzheimer disease and related dementias in the Framingham Offspring Cohort. The American Journal of Clinical Nutrition, nqaa079, https://doi.org/10.1093/ajcn/nqaa079

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4209 veces

Comenta