Louis Roederer adquiere los legendarios viñedos de Diamond Creek

Martes 24 de Marzo de 2020

Compártelo

Leído › 561 veces

La Maison de Champagne incorpora a su colección de bodegas a uno de los viñedos más reconocidos de Estados Unidos

Louis Roederer, una de las grandes Casas de Champagne que a día de hoy siguen siendo independientes, ha incorporado a los icónicos viñedos estadounidenses de Diamond Creek a su familia de grandes vinos internacionales. Fundada en 1968 por la familia Brounstein, Diamond Creek es uno de los viñedos más reconocidos de Estados Unidos, siendo una de las pocas bodegas en recibir los preciados 100 puntos de Robert Parker, incluso en su última añada, la 2016.

"La adquisición de Diamond Creek es la continuación de nuestro viaje hacia las grandes denominaciones en el mundo y prueba de nuestro incansable afán por producir grandes vinos con una fuerte identidad familiar", comenta Frédéric Rouzaud, propietario y Director General de Louis Roederer.

"Lo más importante para mi madre y para mí era encontrar el socio adecuado que supiera respetar el legado que ella y Al construyeron durante los últimos 50 años, y que incluso pudiera promoverlo. Frédéric y su familia son las personas adecuadas", señala Phil Ross, hijo de Boots Brounstein y responsable de los reconocidos viñedos del valle de Napa.

Phil Ross va a continuar en el viñedo, así como el enólogo Phil Steinschriber, con cerca de 30 años de experiencia en Diamond Creek. Asimismo, la mayoría de los empleados, muchos de los cuales llevan décadas en la bodega, también continuarán trabajando allí.

Louis Roederer

Fundada en 1776 y propiedad de la misma familia desde 1819, Louis Roederer es una de las grandes Casas de Champagne que a día de hoy siguen siendo independientes. La sexta generación de la firma familiar, representada por Frédéric Rouzaud, gestiona una excepcional explotación vitícola 240 hectáreas compuesta exclusivamente por viñedos Premiers y Grands Crus.

Louis Roederer ha sido considerada como la Maison de Champagne de mayor prestigio de la historia por la Revue du Vin de France. Entre sus champagnes se encuentran el mítico Roederer Cristal, el reconocido Brut Premier, premiado en 2013 y en 2017 como el mejor Champagne Non Vintage del Mundo, o el Cristal Rosé, recientemente considerado el mejor champagne del mundo en 'The Champagne & Sparkling Wine World Championships'. Simplicidad, modestia y "savoir faire" son otros de los atributos que la definen y por los cuales ha alcanzado su privilegiado reconocimiento en el sector.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 561 veces

Comenta