Ecológicos y sin alcohol: GRANZA y WIN, vinos que conquistan saludablemente

Martes 24 de Marzo de 2020

Compártelo

Leído › 856 veces

Las nuevas generaciones demandan referencias sin residuos químicos. Granza ofrece una línea así, e incluso, los restos de las uvas se utilizan para fabricar las etiquetas. Otra tendencia global es el consumo moderado de alcohol. WIN, gracias a la técnica de la deconstrucción molecular, es la elección perfecta 0,0

Es una realidad. Nuevos públicos reclaman otros vinos. Porque crece el número de personas que apuestan por lo ecológico. De hecho, según un estudio facilitado por el MAPA, el 31% de los productos de nuestra cesta de la compra ya son 'ECO'. También hay quienes consumen alcohol de otra forma, con mayor moderación e incluso lo eliminan. Cuatro referencias de la línea GRANZA, sin residuos químicos, responden a la primera demanda y WIN, con cuatro vinos tranquilos y tres frizzantes, atiende a la segunda dado que no contienen alcohol, pero sí mantienen la práctica totalidad de aromas, color y sabor.

Incluso etiquetas ecológicas

GRANZA es una apuesta global por la sostenibilidad. Es decir, desde el viñedo al proceso de elaboración y producción, e incluso, las etiquetas son fabricadas con papel Grape Touch, a partir de residuos de uva como la piel, la pulpa y las pepitas. De hecho, es la primera marca agroalimentaria española en utilizar este tipo de material.

Pero antes de llegar a la etiqueta hay un proceso extenso y minucioso. Todo comienza en esas vides plantadas en parcelas ecológicas en las principales Denominaciones de Origen (Toro, Ribera de Duero y Rueda) y continúa con el aprovechamiento de los residuos orgánicos como nutrientes; la restricción del uso de fitosanitarios químicos; y la prohibición del uso de herbicidas y abonos químicos no orgánicos. Durante la elaboración no están permitidos los aditivos y durante el envasado se siguen estrictas normas.

El resultado son vinos sin residuos de pesticidas químicos de síntesis, siendo completamente naturales. La producción es menor, pero de una calidad óptima y con el máximo respeto de los aromas varietales y de los sabores de la tierra. La línea ecológica GRANZA lo conforman cuatro vinos que, además, tienen sello vegano y no llevan gluten:

Granza Eco Verdejo (D.O.  Rueda, Bodega Renacimiento), Granza Eco Roble (D.O. Ribera de Duero, Bodega Emina Rueda), Granza Eco Crianza (D.O. Toro) y Granza Eco Roble (D.O. Toro), ambas producidas en las Bodegas Cyan.

Deconstrucción molecular

Es la técnica que permite separar los aromas y el alcohol del resto de componentes. Así, las propiedades organolépticas se mantienen muy parecidas a las del vino con alcohol, conservando la práctica totalidad de aromas, color y sabor.

Además, no contiene azúcares y el nivel de conservantes alimentarios es mínimo, por debajo de lo marcado por la legislación actual. Sin olvidar que cuenta con certificado vegano y que existen referencias para todos los gustos y momentos de consumo. Las uvas proceden de las D.O Rueda o Ribera de Duero. Se trata de:

  • Verdejo: De aroma fresco, con toques de manzana verde, frutas cítricas, hinojo y un toque de anís.
  • Tempranillo: Limpio y brillante de color cardenal intenso. Su nariz es franca, compleja y con una importante presencia de frutas rojas. Es agradable e intenso.
  • Tempranillo 12 meses: Elegante, limpio y brillante, de capa media y cardenal subido, con aromas afrutados mezclados con toques de vainilla, café, regaliz, roble y especias.
  • Espumoso: Elaborado a partir de vinos blancos con uva verdejo. Su aroma es fresco, con toques frutales de manzana verde y cítricos. Ligeros tonos de hinojo y tomillo, así como su perfecta carbonatación nos recuerdan a un espumoso seco.

Es tendencia, sí, pero WIN no es nuevo. Es un producto revolucionario que nació hace 15 años y, en este tiempo, ha conquistado los mercados alemán, belga, finlandés y holandés. Y por supuesto, el español.

Ecológicos y sin alcohol: GRANZA y WIN, conquistan saludablemente y responden a realidades de consumo cada vez con mayor relevancia.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 856 veces

Comenta