Paseo histórico por la D.O.P. Jumilla

Vilma

Lunes 24 de Febrero de 2020

Compártelo

Leído › 1790 veces

La Denominación de Origen Protegida Jumilla fue creada con carácter oficial en el año 1966. Su primer reglamento se aprobó en el año 1975. Tras numerosas modificaciones, los estatutos del Consejo Regulador de la D.O.P. Jumilla se aprobaron en 2017. A continuación te mostramos la historia y características generales y técnicas de los vinos Jumilla.

Historia y características generales de los vinos de Jumilla

La D.O. Jumilla presenta una historia bastante desconocida pero muy interesante. En su comarca fueron descubiertas las pepitas vitis vinífera de mayor antigüedad de toda Europa en el año 1978, además de numerosos restos arqueológicos que demuestran que la tradición vitivinícola de la zona cuenta con una tradición superior a los 5000 años de historia.

Entre los tesoros arqueológicos encontrados destaca un par de pendientes de oro y con forma de uva que fueron datados en el siglo IV antes de Cristo, una pieza de valor incalculable y de la que únicamente se conoce otro par similar encontrado en Alemania. Son precisamente esos pendientes los que están instituidos como imagen de los premios del Certamen de Calidad de Vinos de la D.O.P. Jumilla.

La zona de producción de los vinos Jumilla

Esta denominación de origen protegida tiene su zona de producción en Jumilla, en la Región de Murcia, que le da nombre, y en los municipios albaceteños de Tobarra, Albatana, Hellín, Ontur, Fuente Álamo y Montealegre del Castillo. En la actualidad abarca unas 19 000 hectáreas, perteneciendo el 40 % a Murcia y el 60 % restante a la provincia de Albacete.

La producción de estos vinos de Murcia y Albacete se sitúa en el conocido como Altiplano Levantino, unos territorios de transición entre las tierras mediterráneas levantinas y la llanura manchega.

Son territorios de una altitud notable, que van desde los 320 metros de las zonas de los valles hasta los 900 metros en sus cotas más altas.

Sus suelos son de naturaleza caliza con un color que oscila entre el pardo y el rojizo, con texturas francas y franco arenosas, pedregosos, sueltos y con cierta pobreza en nutrientes y en materia orgánica.

Estos suelos presentan una moderada permeabilidad, gran capacidad de retención hídrica, buena aireación y una reacción básica. Estas condiciones, unidas a su profundidad, convierte estos terrenos en muy favorables para los viñedos.

A pesar de la proximidad del Mediterráneo, el clima tiene unas características claramente continentales: muy seco, con una lluvia media anual por metro cuadrado que no supera los 300 litros, mucho calor en verano con máximas que superan los 40 grados, y mucho frío en invierno, llegando a alcanzar mínimos de hasta -10 grados. La temperatura media anual es de 16 grados centígrados.

De noviembre a marzo se producen numerosas heladas, aunque esta también puedan darse de forma ocasional entre los meses de octubre y abril.

Otras características climáticas de la zona de producción de los vinos Jumilla son sus fuertes rocíos, su gran luminosidad, su elevada evaporación y una humedad relativa media anual superior al 60 %.

Características técnicas de los vinos de Jumilla

Las variedades de uva con las que son elaborados los vinos Jumilla son las siguientes:

  • Tintas: Monastrell, Petit Verdot, Syrah, Merlot, Cabernet-Sauvignon, Garnacha, Garnacha tintorera y Cencibel o Tempranillo.
  • Blancas: Airén, Verdejo, Moscatel de grano menudo, Sauvignon blanc, Chardonnay, Malvasía, Pedro Ximénez y Macabeo.

De entre todas se considera la principal la variedad Monastrell, que es la que se utiliza en alrededor del 70 % de los viñedos de la D.O.P. Jumilla. Esto se debe a que es la que mejor se adapta a las condiciones soleadas y áridas de esta zona de España.

La uva Monastrell es de origen español, y su cultivo se extiende por la práctica totalidad del litoral mediterráneo. La cepa es de sarmiento cortos y gruesos, con porte erguido, y con unos entrenudos poco ramificados y de longitud media. Sus racimos son entre medianos y pequeños, con elevada resistencia a la sequía y una gran rusticidad.

Son 5 las clases de vino que son elaborados en la D.O.P. Jumilla: tintos, blancos rosados, de licor y dulces. Son unos de los vinos españoles con unmayor número de premios a nivel nacional e internacional.

Certamen de Calidad de Vinos D.O.P. Jumilla

El Consejo Regulador de la D.O.P. Jumilla organiza anualmente este certamen, que este año 2020 celebra su XVI edición, en el que participa la práctica totalidad de las bodegas adscritas a la D.O.

El certamen consiste en dos jornadas de catas, con una gran afluencia de público, así como de prensa especializada y de expertos de todas las partes del mundo.

Los vinos Jumilla no deben faltar en la mesa de cualquier buen amante del vino. Y si tu pasión te lleva a realizar rutas del vino, la de Jumilla, por tierras de Murcia y de Albacete, debe ser parte de tu agenda. Un cita ineludible del turismo enológico.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1790 veces

Comenta