El vino que lo cambiará todo

Miércoles 12 de Febrero de 2020

Compártelo

Leído › 1690 veces

La bodega española Bodegas Luzón vuelve a sus orígenes con un Altos de Luzón renovado tanto por dentro como por fuera

Si existe un vino representativo de Bodegas Luzón ha sido y es Altos de Luzón. Un vino que con el paso de los años se ha convertido en referente de calidad a nivel internacional y clara seña de identidad de los vinos procedentes de la zona vinícola de Jumilla, al sureste de España en La Región de Murcia.

Este 2020, y tras el cambio de otras de sus referencias más Premium, Alma de Luzón, la bodega ha decidido ir más allá y elaborar un vino renovado tanto por dentro como por fuera, realizado únicamente con uvas de Monastrell y que pretende volver a los orígenes de la bodega y de los propios vinos de la Denominación de Origen Jumilla.

El nuevo Altos de Luzón supone todo un homenaje a la especial identidad de Jumilla. Una tierra forjada por un clima duro, con una altitud media de 650 metros que hace que la tierra sea áspera y seca, representada por una nueva etiqueta. Un diseño rudo y singular pero lleno de belleza, pleno reflejo de la tierra donde nace el vino, el lugar donde la variedad Monastrell muestra su mejor versión.

El resultado, tras un cuidado proceso que se inicia ya en la selección de los mejores racimos de Monastrell y 12 meses de crianza en barricas de roble americano y francés, es todo un regalo tanto para los aficionados como para los paladares más exigentes. Un vino de sabor marcado, pero que aporta la frescura propia del clima mediterráneo y que como la propia contraetiqueta dice, es "algo único, bello y hermoso" a descubrir.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1690 veces

Comenta