Reclaman al presidente Sánchez que medie para evitar los aranceles de Trump

Jueves 09 de Enero de 2020

Compártelo

Leído › 1574 veces

El plazo establecido por la Oficina Comercial de Estados Unidos es el 18 de enero, fecha en que, de no llegar a un acuerdo con Bruselas, el nuevo arancel de Trump tendría luz verde para salir adelante.

Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB Pablo MongeMauricio García de Quevedo, director general de FIAB Pablo Monge

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) le pidió este miércoles al nuevo Gobierno que reactive las negociaciones bilaterales y de la Unión Europea con el presidente norteamericano, Donald Trump, para que Estados Unidos retire los aranceles a los productos agroalimentarios españoles, entre ellos el vino.

FIAB, formado por más de 31.000 empresas, también reclamó al Gobierno presidido por Pedro Sánchez "medidas que permitan el desarrollo del sector para seguir siendo el motor de la sociedad española". Apuestan "por el diálogo y la colaboración público-privada para poder contar con un entorno que permita desarrollar la actividad empresarial de manera estable".

El director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, señaló que "nunca como ahora ha habido una oferta de productos tan segura, variada y adaptada a los gustos, necesidades y a la capacidad adquisitiva de los ciudadanos". "Queremos continuar colaborando con el Gobierno en beneficio de los consumidores y el conjunto de la sociedad española", añadió.

Entre las medidas específicas que reclama FIAB están las de "trabajar por una política armonizada y basada en evidencias científicas en nutrición y salud, apostar por una comunicación activa que impulse el reconocimiento del sector y sus productos, defender e impulsar la unidad de mercado o transitar hacia una economía circular y sostenible".

Aranceles al vino

El pasado mes de octubre, la administración Trump penalizó al vino europeo con un arancel a al importación como represalia por los subsidios a Airbus. La medida alertó tanto a productores como a Gobiernos que vieron como el presidente de Estados Unidos cumplía su amenaza.

Poco después, Francia, principal vendedor de vino en el país norteamericano, respondió a la medida con un nuevo impuesto francés a los servicios digitales.

Las alarmas saltaron cuando Trump, tras conocer la medida francesa, volvió a emprenderla contra el vino europeo el pasado mes de diciembre amenazando con un arancel adicional del 100%, lo cual supondría que el vino europeo más que duplicaría su precio en EE.UU. El plazo establecido por la Oficina Comercial de Estados Unidos es el 18 de enero, fecha en que, de no llegar a un acuerdo con Bruselas, el nuevo arancel de Trump tendría luz verde para salir adelante.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1574 veces

Comenta