La DO Empordà organiza un ciclo de catas de vinos en monasterios ampurdaneses para descubrir su pasado vinícola

Lunes 21 de Octubre de 2019

Leído › 949 Veces

Todos los fines de semana del mes de noviembre se programa la visita a un antiguo monasterio ampurdanés que incluye una cata de los vinos producidos en su antiguo dominio

El Empordà es territorio rico en vinos y monasterios y este hecho no es ninguna coincidencia. Antiguamente, las tierras ampurdanesas acogieron multitud de monasterios y prioratos que, durante siglos, esparcieron el cultivo de la vid y fueron perfeccionando el arte de transformar el mosto en vino. Hoy en día muchas de las viñas ampurdanesas se extienden por los antiguos dominios monásticos y el vino que nace de esta tierra es fruto de la herencia de los grandes monasterios que poblaron valles y montañas ampurdanesas.

Con la voluntad de dar valor a este rico legado, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Empordà organiza un ciclo dedicado a los vinos y los monasterios. Cada fin de semana del mes de noviembre se organiza una visita a un antiguo monasterio ampurdanés para descubrir su pasado vitivinícola. La visita incluye una cata de los vinos producidos actualmente en el antiguo dominio del monasterio. El ciclo incluye la visita al Conjunto Monumental de Sant Pere de Rodes (3 de noviembre); Monasterio de Sant Quirze de Colera (9 de noviembre); Canónica de Santa Maria de Vilabertran (17 de noviembre); Monasterio Sant Miquel de Cruïlles (24 de noviembre) y Museo de Historia Sant Feliu de Guíxols (30 de noviembre).

Todas las visitas tendrán lugar a partir de las 12 del mediodía y tendrán una duración aproximada de dos horas. El precio es de 15 € y las entradas ya se pueden comprar en este enlace. Las plazas son limitadas.

El ciclo está coordinado por Clara Poch, de la Agencia Catalana del Patrimonio Cultural y Romina Ribera, de Glops d'Història. La iniciativa cuenta también con la colaboración de la Ruta del Vino DO Empordà, el Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Rabós d'Empordà, el Consejo Comarcal del Baix Empordà y el Museo de Historia de San Feliu de Guíxols.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta