Gran Bazán: envite empresarial por el vino

Domingo 20 de Octubre de 2019

Leído › 1612 Veces

BODEGAS GRANBAZÁN, fundada en 1981,  se encuentra ubicada en el Valle del Salnés, en pleno corazón de las Rías Baixas (Galicia). Nada más entrar te encuentras con un precioso edificio neoclásico cubierto de azulejo azul de marcada influencia indiana, orientado al norte, protegido de los calurosos rayos del sur y rodeado de viejos parrales de albariño. Es sin duda, uno de los primeros y más bellos châteaux de Galicia, donde los materiales nobles se funden con el paisaje y la arquitectura con la cercanía de los viñedos ofrecen un entorno inmejorable.

La Bodega nace en estas tierras gallegas de las Rias Baixas, centro de los mejores albariños,  hace más de 35 años de las manos de un ambicioso proyecto vinícola cuyo objetivo era lograr unos vinos capaces de contener de manera fiable las privilegiadas condiciones climáticas que tenían lugar en aquellas tierras y que daban como resultado un vino Albariño único en el mundo.

En aquel entonces, esta histórica bodega protagonizó la revolución agroindustrial más importante de la historia de Galicia. Actualmente es un referente en I+D+I en el campo de la viticultura y enología.

"TREMOEDO"  LA PERLA.

La gran y científica plantación llevada a cabo en la finca de Tremoedo que hace posible la bodega, se erigió en la avanzada de un nuevo modo de hacer: el vino albariño era un mito gracias al canto de los poetas y a la sed y fe de los cambadeses; pero su consumo y distribución era una oscurantista aventura necesitada de guía y recomendación. Las botellas carecían de etiqueta y las pequeñas bodegas familiares, a pesar de sus desvelos, no contaban con los medios ni los conocimientos necesarios para ofrecer unos vinos fiables. En Agro de Bazán, se sienten orgullosos de haber "contribuido activa y decididamente a la revolución agroindustrial más relevante de la historia de Galicia"; llevando a los vinos Rías Baixas a codearse entre la élite de los vinos blancos del mundo.

La plantación de TREMOEDO es un referente en la Denominación de Origen Rías Baixas; a tan sólo 3 km de Cambados, es un destino de fantasía para disfrutar el hábitat, conocer la viticultura de la zona y degustar la completa gama de los vinos de esta bodega emblemática gallega.

La Finca es el lugar alrededor de la cual se desarrollan casi  todas la actividades  de la bodega, desde el viñedo pasando por las elaboraciones, almacenaje, distribución, eventos y enoturismo, entre otras. Este bello edificio, haciendo un guiño a las casas indianas gallegas. La bodega, que esta lado de estilo neoclásico, está semienterrada y orientada al norte, manteniendo temperaturas constantes y frescas durante todo el año.

En el reino de Galicia, el vino albariño era ya un mito gracias al canto de los poetas, así como a la sed y fe de los Cambadeses. Los vinos elaborados a partir de la uva albariña eran muy valorados y sólo se bebían en las ocasiones especiales. Su consumo y distribución era una oscurantista aventura necesitada de guía y recomendación. Las botellas carecían de etiqueta y las pequeñas bodegas familiares, a pesar de sus desvelos, no contaban con los medios ni los conocimientos necesarios para ofrecer unos vinos fiables y estables.

SIMBIOSIS PERFECTA.

Esta bodega ha querido mantener la tradición pero a su vez ha apostado por modernidad, y esta mezcla ha dado unos resultados muy positivos que se pueden apreciar en sus elaborados vinos.

A través de los años los enólogos de esta bodega han  desarrolló el concepto de la maceración pre-fermentativa en frío y se envejeció de forma pionera el primer albariño en barricas de roble francés, siendo estos los primeros pasos para el nacimiento de una completa gama de vinos con personalidades diferentes, a partir de una misma uva, la albariña.

La Sala de Barricas está destinada a la elaboración de nuestro GRANBAZÁN Limousin. en ella se encuentra un "Cementerio" donde reposan las añadas antiguas, y una cava donde se desarrolla nuestro proyecto de espumosos.

La Sala de Barricas está destinada a la elaboración de nuestro GRANBAZÁN Limousin. en ella se encuentra un "Cementerio" donde reposan las añadas antiguas, y una cava donde se desarrolla nuestro proyecto de espumosos.

La bodega Granbazán, dada su equilibrada arquitectura, es armónica, mimética y respetuosa con el entorno. Edificio neoclásico con fachada histórica y dos alas formando una "L". La bodega está orientada al norte y enterrada al sur, consiguiendo unas condiciones óptimas de humedad y temperatura para conservar nuestro vinos. En el ala nueva, inaugurada en el año 2000, se encuentra un espléndido salón de banquetes, con capacidad para más de 300 personas, la destilería y la tienda. La bodega es operada, cada día, por un equipo con más de 20 años de experiencia y cuenta con un equipamiento de última generación: acero inoxidable en tanques, prensa, maceradores, bombas, tuberías... Finalmente, los pisos son de gres para lograr mejores condiciones de limpieza.

EL SECRETO ESTA EN LA TIERRA.

La finca de Granbazán, Tremoedo, está situada en el corazón del valle del Salnés, a 2 km. de la Ría de Arousa. La plantación se llevó a cabo en 1981, siendo el proyecto más innovador y ambicioso de la D.O. Rías Baixas. Después de complejos y exhaustivos estudios del ciclo vegetativo de la variedad albariño, la bodega se decantó por la parra a 1,80 m de altura como sistema de conducción, regresando, de este modo, a los orígenes de la viticultura tradicional gallega.

La finca recibe, directamente, la influencia de la brisa vespertina procedente del Océano Atlántico, creando un microclima donde nuestras plantas de uva albariña crecen en armonía. Otros elementos a tener en cuenta, por favorecer lacalidad de nuestras uvas, son el alto nivel de pluviometría, contrarrestado por la pendiente de nuestra finca, el suelo granítico y los suaves cambios de temperatura entre el día y la noche.​

La plantación está ubicada en pleno corazón del Valle del Salnés, en una finca de 14 hectáreas de viñedo.

Una constante en el proyecto ha sido poner el máximo empeño en la plantación y el cuidado del viñedo, seleccionando la mejor uva desde el momento de la recogida. Además de las 14 hectáreas alrededor de la bodega, existen 3 hectáreas en Covas del Lobos, lugar cercano a la ubicación principal perteneciente también al concello pontevedrés de Cambados y en plena  comarca do Salnés.

El sistema escogido es la «parra», típica de zonas húmedas y lluviosas. En esta realidad, las hojas y racimos se expanden buscando la luz en un segundo plano paralelo al suelo a 1,80 m de altura, lo que favorece la aireación, bajan los tratamientos en viñedo y la maduración es armoniosa. Captamos la esencia de los vinos del valle del Salnés: 100% albariño fruto de la mejor selección clonal de Galicia y de grano pequeño, influencia Atlántica, 100 m. sobre el nivel del mar, suelo granítico, orientación al naciente y profundas raíces.

La gama de vinos de esta bodega  es muy completa y me sorprendió que trabajan sin pausa para desarrollar nuevos proyectos. Siempre tratan de identificar el potencial de cada micro-parcela y realizar vinificaciones mínimamente invasivas para poner en valor el terroir.

GRAN BAZÁN, es una pionera bodega gallega que nace con una decidida apuesta empresarial por un elitista proyecto vitivinícola en la Galicia minifundista de hace más de 30 años. Actualmente, cuenta con cinco vinos en su oferta de productos gallegos:

EL MAS JOVEN.

El CONTRAPUNTO, se trata del vino más joven y fresco albariño, que elabora esta bodega con uvas de las  fincas que posee en el valle del Salnés, vendimiadas a mano.  Se trata de un albariño cómodo de juzgar, con un punto de azúcar residual y una chispeante acidez.

Lúcido y nítido a la vista, de un color amarillo limón con chispazos verdosos. Primoroso y afrutado en nariz, con aromas florales, cítricos. En boca, despliega frutosidad con refrescante acidez, y con una ligera evocación salina.

EL CLÁSICO.

EL ETIQUETA VERDE, elaborado a partir de los mejores mostos macerados en frío mezclando la lágrima y suaves prensadas de uva albariña, Uva de viñas de  más de 35 años procedente de terrenos con alto contenido en granito, a orillas de la ría de Arousa, con un marcado carácter Atlántico.

Un albariño de corte clásico con la tipicidad de la subzona del Salnés, donde predominan los aromas cítricos y de manzana verde, con una fresca acidez, seco, y un posgusto con recuerdo a mar.

De color amarillo pajizo, con tonos verdes. Transparente y lustroso. Afable, floral, fruta fresca, cítricos, hierbas silvestres, varietal del Salnés.

En boca es pujante y destaca su bien integrada acidez y untuosidad. Atrevido y equilibrado con un fino amargor salino.

EL EMBLEMA.

EL ETIQUETA ÁMBAR,  procesado sólo con mostos flor de cepas de más de 35 años de edad vendimiadas a mano. Cuidadosa selección de fruta desde el viñedo. Suave despalillado y maceración a baja temperatura. Separación del mosto por gravedad. Fermentación controlada a baja temperatura y descanso mínimo sobre lías finas de 5 meses.

Color Amarillo pajizo con reborde verdoso. Cristalino y luminoso. De intensidad frutal, varietal con notas tropicales, muy sabroso, largo y con un gran equilibrio alcohol – acidez, en retronasal salen de nuevo los aromas varietales de lías finas. Largo posgusto con recuerdos salinos.

EL PIONERO.

LIMOUSIN, el camino de este gran vino  comenzó a finales de los años 80, cuando se empezaron a hacer los primeros experimentos con barricas de roble francés. Durante las últimas cosechas, la técnica se ha ido depurando hasta lograr un vino con un perfecto equilibrio entre madera y fruta. Las uvas, proceden de la parte más alta de la finca de Tremoedo, con muy bajos rendimientos, donde se han hecho podas en verde, deshojado y largas maceraciones de los mostos para incrementar la vida de este vino, que se trata del primero de los albariños envejecidos en roble.

Radiante, de color amarillo pálido. En nariz, muy complejo, flores blancas, fruta de hueso con recuerdos a albaricoque y aromas procedentes de la delicada crianza: torrefactos, vainilla y ahumados muy sutiles para respetar el aroma varietal.

En boca es untuoso, fresco de final seco, con una retronasal muy varietal con toques especiados, muy larga persistencia.

LA MEJOR AÑADA.

DON ÁLVARO DE BAZÁN, se trata de un albariño elaborado a partir de las uvas procedentes de cepas viejas de la parte más alta de la finca de Tremoedo. Suelos muy pobres, con poca carga de fruta, donde se ha hecho deshojado, poda en verde y la incidencia del sol en los racimos es muy alta. El tamaño de la baya es sensiblemente más pequeña que la media. Macerado en frío, fermentación a muy baja temperatura seguido de un descanso de 12 meses sobre lías, aportando al vino una dimensión extra de aromas y redondez en boca. Perfecta evolución en botella hasta 5 años.

A la vista se detecta el amarillo pajizo con tonos dorados. Limpio y brillante. En nariz, destacan los aromas a flores, mimosa, acacia, frutas blancas, manzana, pera, cítricos, lías finas, sobre fondo mineral. En boca es fresco, con mucho volumen, cítrico, floral, largo y equilibrado.

PASEO INOLVIDABLE.

La privilegiada situación geográfica de la Bodegas GRANBAZÁN, la convierte en un lugar perfecto para practicar senderismo, disfrutar de sus bosques, ríos y rutas de molinos, además de numerosos puntos cercanos con gran riqueza arquitectónica y cultural.

Ubicada a tan sólo 2 km de la ría e Isla de Arosa, rodeada de un paisaje que la hace todavía más especial.

Cabe mencionar el mirador del monte Lobeira, un precioso balcón hacia el Océano Atlántico. Como puntos cercanos con gran riqueza arquitectónica y cultural: museo del vino de Cambados (a 5 km.), Pontevedra (a 25 km), Santiago de Compostela (a 55 km.), Vigo (35 km.)

Por la finca pasa además una de las rutas del Camino de Santiago -camino portugués- en su variante costera.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta