Los hogares españoles destinan 236 millones de euros en compra de vino en el primer trimestre de 2019

Miércoles 02 de Octubre de 2019

Leído › 2041 Veces

El vino tranquilo sin DOP ni IGP sigue siendo el más consumido

Según los datos del panel de alimentación publicados recientemente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), los hogares españoles mantuvieron estable su inversión en vino en el primer trimestre de 2019, con 236,5 millones de euros (-0,3%), pese a comprar algo menos de volumen (-2,5%), hasta los 86,6 millones de litros. El precio medio subió un 2,3% hasta los 2,73 €/litro (+6 céntimos).

El vino con Indicación Geográfica Protegida (IGP) mantiene en 2019 sus excelentes datos ya observados en 2018. Fue el único vino que creció en volumen (+52,5%) y el que más lo hizo en valor (+25,4%), cobrando cada vez más importancia en el canal de alimentación español, con 7,6 millones de litros y 16 millones de euros. A su vez, fue el vino que más bajó de precio (-17,7% hasta los 2,09 €/litro).

El vino tranquilo con Denominación de Origen Protegida (DOP) gana cuota como primer vino consumido en términos de valor con 137,7 millones de euros (+0,8%), el 58% del total, mientras que cayó menos que la media en volumen (-1,5%), situándose en los 33,6 millones de litros, el 38,8% del total consumido.

En este aspecto, el vino tranquilo sin DOP ni IGP sigue siendo el más consumido, aunque marcó en gran medida el descenso global al caer un 9,2% hasta los 37,3 millones de litros, el 43% del total.

En valor, sigue muy lejos del DOP con 50,2 millones de euros (- 5,2%), al registrar un precio medio de 1,35 €/litro (+4,4%), muy lejos de los 4,09 euros registrados por el vino con Denominación (+2,3%).

Por otra parte, el consumo de Cava y espumosos con DOP cayó algo más del 6% en este primer trimestre, hasta los 4,2 millones de litros y los 19,8 millones de euros, a precios estables (4,75 €/litro, -1 céntimo), siendo el producto vitivinícola más caro en la alimentación española.

Fuerte descenso de las compras de vino de aguja (-14,4% en volumen y -17,2% en valor), más moderado para el vino de licor (-3% y -2,5% respectivamente). Fuera ya estrictamente del vino, las bebidas elaboradas con vino, entre las que se incluyen sangrías, tintos de verano y vermuts, registraron un excelente crecimiento en los hogares españoles tanto en términos de volumen (+19%) como de valor (+16,8%), hasta alcanzar los 11,2 millones de litros y los 22 millones de euros, a precios estables (de 2,00 a 1,97 €/litro).

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta