Una etiqueta luminosa para el nuevo DEMUERTE de la bodega Winery On

Carmen Fernández

Miércoles 04 de Septiembre de 2019

Leído › 7738 Veces

La bodega de la D.O Yecla apuesta por una elaboración de Monastrell y Cavernet Sauvignon para el nuevo miembro de la icónica gama de vinos

Diseño y enología vuelven a darse la mano para el lanzamiento del nuevo vino de la gama DEMUERTE de la bodega Winery On, un proyecto joven y dinámico emplazado en Yecla donde sus responsables, Pablo Cortés y Karel Eissner, han apostado de nuevo por la elaboración de vinos de alta calidad con un packaging original y sorprendente que los haga únicos.

Es por ello que el quinto miembro de la gama DEMUERTE, DEMUERTE ONE, se presenta con una etiqueta luminiscente, elegante y llamativa que atraerá la mirada de aquellos con los que compartamos este vino elaborado bajo la D.O Yecla al iluminarse de noche.

Una cuidada elaboración en la que la variedad Monastrell sigue siendo la estrella, como en todos los vinos de esta bodega en los que estos profesionales con sobrada experiencia y formación obtienen lo mejor de esta uva bien en solitario, como en el caso de su DEMUERTE BLACK o bien en combinación con otras variedades como la Syrah, Petit Verdot, Tintorera o, como en este nuevo vino, con Cabernet Sauvignon. "DEMUERTE ONE está elaborado a partir de cepas con más de 25 años de bajos rendimientos ", nos explica el enólogo y copropietario de Winery On, Pablo Cortés, que destaca la intensidad en nariz conseguida en este vino, envejecido durante 6 meses en barrica nueva de roble francés gracias también a la combinación entre elaboración, variedad y terroir, ya que nos encontramos en un territorio en el que las temperaturas alcanzan una gran amplitud térmica, con inviernos muy fríos y veranos calurosos.

Con la etiqueta de efecto luminiscente han conseguido seguir innovando en el mundo de las etiquetas de vino. Esta etiqueta está hecha con una tinta fosforescente que es visible en la oscuridad ya que emite una fosforescencia impactante y llamativa, pudiendo así resaltar el diseño de la calavera en la oscuridad después de haber estado expuesta a la luz. Como dice Cortés, una etiqueta original atractiva y diferente no debe de estar reñida con un vino de calidad.

En este sentido, Cortés, Ingeniero agrónomo y enólogo con más de quince años de experiencia en diversas bodegas españolas, destaca, además, la gran apuesta de su bodega por las cepas viejas de Monastrell que se conservan en este territorio y que conforman un verdadero tesoro vitivinícola que  desde Winery On se esfuerzan en conservar, respetando al máximo el medio a través de una labranza y tratamiento de los viñedos sostenible, evitando trabajos agrícolas intensos o productos químicos agresivos.

No es la primera ocasión en la que esta bodega apuesta por la combinación de la Monastrell, una de las grandes variedades de uva española, con otras variedades como la Syrah o la Cabernet Sauvignon con las que mejora sus capacidades de envejecimiento y de crianza en barrica. Winery On ya experimentó con la Monastrell y la Cabernet en el lanzamiento de uno de sus primeros vinos, El Chico Malo, aunque con DEMUERTE ONE cambia la proporción, 90% Monastrell y 10% de Cabernet para conseguir un vino rojo picota, goloso en nariz con abundantes toques de fruta roja y algo especiado que en boca resulta equilibrado, de tanino suave y perfecto para disfrutar con paellas o carnes a la brasa.

DEMUERTE ONE se convierte así en el quinto integrante de la gama creada bajo el icono de la reconocida calavera y el noveno vino creado por la bodega. Para todos ellos, Pablo y Karel han buscado una vestimenta que los hiciera destacar. Fue el caso de DEMUERTE BLACK, en cuyo packaging incorporaron dos cristales de la marca Swarovski de 6,40 milímetros. Estos cristales tallados hacen las veces de ojos brillantes de la calavera, luciendo como si se tratada de dos estrellas en un elegante fondo negro que es el tono del resto de la botella. Pero no fue el único reto al que hizo frente el equipo de diseño capitaneado por Karel ya que para la etiqueta del DEMUERTE DELUXE se eligió un terciopelo adhesivo con impresión de una tinta, cinco estampaciones en caliente y relieve en seco hasta obtener un resultado espectacular que hizo a este vino ganador de la primera edición de los Premios Nacionales de la Etiqueta de AIFEC, ( Asociación Ibérica de Fabricantes de Etiquetas) de este 2019, lo que le permitirá, además, participar de manera automática en el premio FINAT Internacional del año que viene.

El resultado de todo este trabajo combinado son unos vinos de calidad con un diseño singular con los que Pablo y Karel apuesta por una viticultura sostenible bajo la consigna de que el buen vino va siempre de la mano del buen gusto y del respeto al medio.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta