La DO Penedès inicia la vendimia 2019 augurando una añada de máxima calidad

Martes 20 de Agosto de 2019

Leído › 1436 Veces

La climatología ha permitido que la uva registre una buena graduación y acidez

El inicio de la vendimia en la DO Penedès ha cumplido las previsiones. Entre el 15 y el 20 de agosto muchas de las bodegas de la denominación de origen han empezado a cosechar las variedades más tempranas como la Chardonnay, el Sauvignon y el Muscat. Las buenas condiciones climatológicas de este año han permitido llegar a la vendimia con una uva con muy buena sanidad. Las lluvias de la primavera y las temperaturas un poco más bajas que la media de años anteriores, han permitido una maduración más tranquila, situando la uva en una calidad máxima. Según los análisis realizados por el INCAVI, la graduación es óptima para hacer vinos blancos y tintos de nivel, así como la acidez que permitirá elaborar vinos jóvenes buenos y vinos de crianza de gran calidad.

El director de la DO Penedès, Francesc Olivella, ha remarcardo que "la añada 2019 será recordada en el futuro porque la calidad de la uva permitirá hacer vinos inmejorables". Olivella también ha remarcado el hecho de que este año las condiciones climatológicas hayan sido muy buenas para el desarrollo de la uva. Aunque el año se inició con poca lluvia, a partir del abril se registraron bastantes precipitaciones, que juntamente con los altos registros del 2018, han permitido a la uva desarrollarse correctamente. "Venimos de un año muy húmedo donde el mildiu estuvo presente, y previamente de otros dos años muy secos que hicieron disminuir la producción", ha explicado Olivella. Este año la producción se prevé que se sitúe en la media de los últimos 10 años.

Esta situación también se ha vivido en las viñas de Gramona, el responsable de I+D de la bodega, Roc Gramona, ha explicado que aunque en junio se produjo algún golpe de calor, la climatología ha sido muy buena para obtener frutos de alta calidad: "Este año el cambio climático no se ha hecho muy presente pero tenemos que continuar trabajando para adaptarnos a las nuevas condiciones del entorno". Gramona inició la vendimia a principios de agosto cosechando variedades para vinos tranquilos, y una semana más tarde para elaborar vinos espumosos. En breve iniciará a cosecha del Macabeu y no será hasta finales de agosto cuando empezará con el Xarel·lo. A mediados de setiembre será el turno de la Parellada, así como las Garnachas y las Cariñenas.

Aunque este 2019 se hayan registrado buenas condiciones climatológicas, desde la DO Penedès se continúa trabajando para adaptarse a la nueva situación climatológica a través de diversos proyectos. Con una producción de 18 millones de botellas, la DO Penedès representa el 10% del territorio del Penedès.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta