Dos vinos informales, divertidos, frescos y que conquistan

Jueves 08 de Agosto de 2019

Leído › 1202 Veces

Los amantes del vino blanco disfrutarán con La Niña de mis Ojos, un semidulce amable y seductor. Quienes prefieran el rosado, Alma Bohemia será todo un acierto

La Rioja Alta es por naturaleza y tradición una región de vinos de calidad, pero Altanza nació en 1998 con el ánimo de sumar a ese estándar un estilo propio, más vivaz y aprovechando todos los medios tecnológicos del momento sin perder ese carácter tradicional para optimizar procesos y seguir logrando los mejores resultados. Especializados desde su origen en reservas y grandes reservas 100% tempranillo, han ido incorporando a su amplio abanico crianzas, blancos aromáticos y semidulces, rosados y también los tan en boga jereces. Pero ahora, en pleno verano, vamos a disfrutar de algunos de sus blancos y rosados.

La Niña de mis Ojos es un semidulce, cuidado, amable y seductor... que enamorará al paladar. Elaborado con sauvignon blanc y verdejo, en nariz combina notas exóticas y tropicales con toques cítricos y en boca es untuoso, con un final dulce y goloso, pero lo que más destaca de este vino es su frescura, convirtiéndose en un must del verano. Además, su divertida imagen lo hace aún más atractivo.

Alma Bohemia 2018 es el lado bohemio de Altanza, una forma de pensar libre, vanguardista y alejada de lo convencional, ideal para cualquier momento. De color cereza pálido este coupage de tempranillo y viura es afrutado y muy fresco.

Su precio es de 5'80 € y de 6'50 € respectivamente y ambos pueden adquirirse en tiendas especializadas y en la tienda online de la bodega.

Otro acierto son tanto Altanza Blanco (6'50 €)como Altanza Rosado (5'80 €), perfectos para el aperitivo o a cualquier hora, que destacan por su frescura, equilibrio y toque afrutado, creando una sinfonía que conquista a todos. ¿Prefieres un tinto? Edulis es el más internacional, un vino fresco, de entrada amable, con sabores frutales y reminiscencias de especias y sotobosque, fácil de beber y que conquista. Además, tiene una imbatible relación calidad-precio, 6´50 €.

Y quienes además de brindar con sus vinos quieran descubrir cómo los elaboran, nada como una escapada a La Rioja Alta con su divertida propuesta enoturística (https://bodegasaltanza.com/es/content/22-visitas). El plan es disfrutar de una visita personalizada a la bodega, ubicada a tan sólo 10 minutos de Logroño, en unas instalaciones acogedoras y unos jardines espectaculares que rodean un edificio estilo château francés en los que, tras visitar la bodega, se realiza un curso de iniciación a cata, degustando vinos acompañados de un delicioso aperitivo riojano.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta