El vino tinto con DOP lidera las compras españolas con 438,5 millones de euros

Jueves 18 de Julio de 2019

Leído › 2929 Veces

Sin embargo, el vino blanco es el que más crece en España

Según información facilitada por el OEMV, los hogares españoles aumentaron su gasto de cesta de la compra en vino con denominación de origen (DOP) tinto (+3,9%), blanco (+8,5%) y rosado (+4,3%). El tinto lideró claramente las compras con 438,5 millones de euros, seguido de los 131 millones del blanco y de los 19,3 millones del rosado. Esta buena marcha en valor deriva de precios más elevados respecto a 2018.

En cuanto a la cantidad comprada (volumen), tanto tintos (- 0,5% hasta los 100,2 millones de litros) como blancos (-1,4% hasta los 30,5 millones) cayeron de forma muy leve, con ligero ascenso de los rosados (+1% hasta los 6,14 millones).

El tinto sigue siendo el vino con DOP más caro, con un precio medio de 4,38 €/litro (+4,5%), si bien el blanco se le acerca al encarecerse un 10% hasta los 4,29 €. El rosado sigue a cierta distancia, con 3,15 €/litro (+3,2%).

Sin embargo, en cuanto a los vinos sin DOP ni IGP, el vino blanco marcó en exclusiva el aumento global de las compras al crecer un 17,3% hasta rozar los 80 millones de euros, por sendos descensos del 5,4% para el tinto, hasta los 115,2 millones, y del 3,3% para el rosado, hasta los 14,5 millones.

Las tres categorías cayeron, sin embargo, en volumen, más rosados (-18% hasta los 9,7 millones de litros) y tintos (-10% hasta los 86,7 millones), que blancos (-1,3% hasta los 62,5 millones).

A diferencia de lo analizado para el vino con denominación de origen, el vino rosado muestra el precio más elevado en esta categoría, con 1,50 €/litro (+18%); le sigue el tinto, con 1,33 € (+5,2%), y el blanco, con 1,27 € (+19%).

Respecto a la procedencia, el vino español casi monopoliza el consumo de vino en los hogares españoles, tanto en vinos con DOP, como en vinos sin DOP/IGP. Hay que destacar que no disponemos de datos para el vino con IGP ni por colores ni por procedencia.

VINO BLANCO, EL QUE MÁS CRECE EN LA ÚLTIMA DÉCADA

Desde que se dispone de datos (2009), el consumo de vino blanco es el único que ha crecido en los hogares españoles, pasando de 87,8 a 93 millones de litros anuales. El crecimiento ha sido mayor en cuanto al gasto (de menos de 150 a superar los 210 millones de euros), ya que ha sido el que más ha subido de precio, con un incremento anual medio del 3,3%.

Los tintos siempre han liderado las compras en el canal de alimentación, aunque han perdido cuota, con los rosados como los que más caen. Sin embargo, es importante analizar por separado la evolución, por un lado, del vino con DOP y, por otro, del vino sin DOP ni IGP. Así, la caída del vino rosado ha estado liderada en exclusiva por esta última categoría, mientras que el consumo de rosado con DOP se ha mantenido estable en estos últimos 10 años.

La subida de los blancos también ha estado marcada por la buena marcha del vino con DOP, con los blancos sin indicación invariables en volumen, aunque con subida en valor. Por su parte, los tintos también ofrecen un mejor comportamiento en la categoría de vinos con denominación de origen.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta