Los hogares españoles invirtieron 1.045 millones de euros en vino durante 2018, un 4% más

Miércoles 17 de Julio de 2019

Leído › 2822 Veces

El precio medio global subió un 6,6% hasta los 2,89 €/litro, el más alto de la historia

Según los datos del panel de alimentación publicados recientemente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), los hogares españoles invirtieron un 4% más en vino durante 2018 hasta alcanzar los 1.045 millones de euros, 40 millones más que en 2017, cuando el valor cayó, y mejor dato de los últimos 5 años.

Sin embargo, el volumen consumido disminuyó un leve 2,4% hasta los 361 millones de litros, 9 millones menos, al subir el precio medio un 6,6% hasta los 2,89 €/litro (+18 céntimos), el más elevado registrado hasta la fecha.

El vino tranquilo con denominación de origen (DOP) marcó en gran medida el crecimiento global en valor y ya supone el 56,3% de la inversión total destinada a vino en los hogares españoles, con 589 millones de euros (+4,9%). Son 27,6 millones de euros más que en 2017, con un volumen que se mantiene relativamente estable, con 137 millones de litros (-0,7%), el 38% del total de vino adquirido en alimentación. El consumo de vino tranquilo con DOP lleva 10 años bastante estable, si bien su valor no deja de crecer (lleva 6 años seguidos subiendo) y marcó un máximo histórico en 2018, ya que el precio medio subió hasta los 4,30 €/litro (+5,6%), nunca antes alcanzado.

Por su parte, el vino tranquilo sin DOP ni IGP sigue liderando el consumo en hogares con 161,3 millones de litros, el 44,7% del total, pero un 7,5% menos que en 2017 y muy lejos sobre todo respecto a décadas atrás, a diferencia del vino con DOP, cuyo consumo ha crecido ostensiblemente en lo que va de siglo. 2018 cerró con la cantidad más baja de vino sin DOP ni IGP desde que tenemos datos. Sin embargo, su valor creció un 1,7% hasta los 221 millones de euros, al subir su precio un 10% hasta los 1,37 €/litro, el más alto hasta la fecha.

2018 ha sido un año espectacular para los vinos con indicación geográfica protegida (IGP). Según los datos del MAPA, su consumo en el canal de alimentación ha aumentado en torno al 60%, hasta los 22,5 millones de litros y los 52,5 millones de euros, siendo junto al DOP el principal protagonista del crecimiento global en valor. Son 8,5 millones de litros y 19,4 millones más de euros respecto a 2017, con un precio medio que se mantuvo estable, con 2,33 €/litro (-1%).

En cambio, cae el consumo de Cava y espumosos con DOP, hasta los 23,8 millones de litros (-9,5%) y los 125,6 millones de euros (-6,6%), bajando por segundo año consecutivo tras el gran crecimiento obtenido en 2016. Su precio medio subió hasta los 5,29 €/litro (+3,2%), el segundo más elevado en lo que llevamos de siglo tras los 5,65€ de 2009. El vino de aguja fue el que más cayó proporcionalmente tanto en volumen (-21,2%) como en valor (-17%), hasta los 5 millones de litros y los 14,8 millones de euros. Su precio medio subió un 5,4% hasta los 2,94 €/litro. Por el contrario, las ventas de vino de licor en alimentación crecieron un 5%, hasta los 11,6 millones de litros y los 42,2 millones de euros, a precios estables (3,64 €/litro).

Fuera ya estrictamente del vino, las bebidas elaboradas con vino, entre las que se incluyen sangrías, tintos de verano y vermuts, crecieron un 1,2% en valor durante 2018 hasta alcanzar los 112 millones de euros, mayor inversión desde que tenemos datos. Sin embargo, sus ventas cayeron un 4,6% en volumen hasta los 72 millones de litros, con precios que subieron un 6% hasta los 1,56 €/litro.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta