La Gran Cata de Vinos de Canarias 'Descorcha Canarias with Canary Wine' celebra con gran éxito su primera edición

Martes 09 de Julio de 2019

Leído › 1180 Veces

El evento, impulsado por la DOP Islas Canarias-Canary Wine, agotó casi la totalidad de sus entradas

La mañana del pasado sábado 6 de julio decenas de personas se congregaron en siete bodegas de Tenerife asociadas a la DOP Islas Canarias-Canary Wine para conocer de manera divertida y cercana lo que se esconde detrás de una botella de vino -su historia, sus cualidades y, sobre todo, a sus elaboradores- en la primera edición de la Gran Cata de Vinos de Canarias Descorcha Canaria with Canary Wine.

Pasadas las 11 de la mañana, los asistentes comenzaron a llegar a las fincas de las bodegas participantes, donde fueron recibidos por los propios propietarios y enólogos para iniciar la visita a las instalaciones.

Durante el recorrido, se pudieron conocer las viñas, cómo se cultiva la vid, las salas de fermentación e, incluso, en algunos casos, cómo se realiza el etiquetado de las botellas. Además, los visitantes pudieron degustar deliciosas tapas seleccionadas para acompañar la cata de vinos de cada bodega, unos caldos excepcionales y muy singulares por la mineralidad de los suelos y la evolución histórica de las vides en Canarias.

El gerente de Bodega El Lomo, Borja de Mesa, explicó a quienes se acercaron a esta bodega localizada en el municipio de Tegueste que Canarias, que se salvó junto a Sudáfrica, Chile y Australia de la epidemia de filoxera del siglo XIX, reúne una enorme variedad de uvas, muchas exclusivas de las Islas. En las viñas de El Lomo se cultivan 21 variedades diferentes, como la malvasía rosada o el listán negro, y todas ellas de pie franco, como en el resto de Canarias; es decir, de la misma planta de raíz a tronco, sin injertos.

"En espacios muy pequeños", apuntaba en este caso Felipe Monje, propietario de Bodegas Monje, "hacemos mucha variedad de vinos, únicos en el mundo". De hecho, en esta bodega de El Sauzal, se producen alrededor de 100.000 y 150.000 botellas de 14 vinos diferentes al año, entre los que llama la atención un vino submarino macerado a 20 metros de profundidad.

Estas bodegas combinan las últimas tecnologías con el mimo artesanal de sus viñas, que se cultivan respetando su entorno y los suelos. En ese sentido, según cuenta Valeriano Amador, responsable de las viñas de Bodegas El Sitio, en esta finca de Tacoronte no emplean abonos químicos ni pesticidas con el fin de respetar al máximo las variedades de uvas y sus características. Además, vinos como los de Bodega El Lomo o Bodegas Ferrera (Arafo) son aptos también para veganos.

ÉXITO DE PARTICIPACIÓN

Con la práctica totalidad de las entradas agotadas, esta primera edición ha sido, en palabras de Borja de Mesa, gerente de Bodega El Lomo, un "éxito sin precedentes". "Creo que este proyecto debe crecer y repetirse, porque visibiliza el trabajo en la bodega y permite el contacto directo con el bodeguero y con el terroir".

Para Francisco González Yanes, propietario de Bodegas El Sitio, este tipo de iniciativas son "interesantísimas" porque el visitante se convierte en "amigo" y en portavoz de las bondades del vino canario. "Aunque estemos en la misma Denominación de Origen, somos vinos distintos, diferentes suelos y maneras de cultivar. Y este evento demuestra lo interesante y lo valiosa que es la viticultura en Canarias".

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta