Donald Trump podría subir los impuestos al vino europeo

Lunes 24 de Junio de 2019

Leído › 3068 Veces

El presidente norteamericano ve un ataque la entrada de vino europeo en los Estados Unidos y estudia medidas para evitarlo

Según informaciones del diario Elmundo.es, Donald Trump podría aplicar nuevos aranceles a la importación del vino europeo. En concreto, según el medio, el presidente de Estados Unidos advirtió de que subiría los impuestos a la importación del vino francés en concreto, pero esta medida afectaría en realidad a todo el vino de la UE, lo que incluye el vino español.

Es decir, si Trump impone aranceles al vino de Francia, también lo hará al de España, Italia y el resto de productores europeos, debido a que el comercio exterior de los países de la Unión Europea funcionan "unidos" bajo las mismas políticas.

Todo empezó la pasada semana, según recogen Pablo Pardo y Raquel Villaécija en elmundo.es, cuando Trump declaró a la cadena de televisión CNBC  que "los franceses nos cobran mucho por su vino, y nosotros les cobramos muy poco a ellos por el nuestro". A continuación, el presidente estadounidense continuó su relato: "Los productores de vino de California me han venido a ver y me han dicho: 'Señor, estamos pagando mucho para colocar nuestro producto en Francia y usted les está dejando -o sea, este país les está dejando- a los vinos franceses -que son buenos vinos, pero los nuestros también lo son-, entrar gratis, y eso no es justo'".

Se da además la curiosidad de que Donald Trump, aunque abstemio declarado, posee su propia marca de vinos californiano.

Según Wine Institute -el principal lobby de los productores de vino de California-, EEUU cobra unos aranceles de cinco centavos de dólar por cada botella de vino estándar (de 75cl.), y 14 por la misma cantidad de espumoso, mientras que la UE grava las importaciones con 11 y 29 centavos de dólar.

El hecho de que EEUU consuma más vino del que produce cuestiona, para los productores españoles, la lógica de los aranceles. Como explica José Luis Benítez, de la Federación Española del Vino (FEV), "si el producto que vas a tasar hace una competencia dura al nacional y hace que se consuma menos todavía podría justificarse, siempre desde el punto de vista de la Administración estadounidense, pero si encima no es así, es más ridículo todavía".

Sin embargo, la preocupación es evidente, ya que con el precedente de los aranceles a la aceituna negra, que sigue sin solventarse ni debatirse en el seno de la OCM (precisamente por el bloqueo de EEUU) desde hace ya casi un año, ha dejado unas pérdidas muy importantes  en el sector español y una caída importante de la exportación.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta