Remírez de Ganuza

Jueves 11 de Abril de 2019

Leído › 200 Veces

Una bodega concebida con el propósito de elaborar uno de los mejores vinos de España con las mejores uvas de Rioja

Desde su fundación en 1989, Remírez de Ganuza se ha consolidado como una de las bodegas referentes en la Denominación de Origen Calificada Rioja, como sinónimo de innovación, calidad y meticulosidad.

La bodega es un proyecto muy personal de su fundador, Fernando Remírez de Ganuza, que inició su relación con el mundo del vino a través de la compra y venta de viñas durante 20 años, lo que le proporcionó un gran conocimiento de los viñedos de Rioja.

Finalmente, Fernando creó su propia bodega, concebida con el propósito de elaborar uno de los mejores vinos de España con las mejores uvas de Rioja, a través de una selección exhaustiva de la uva y una mínima intervención con el proceso de elaboración.

El objetivo es claro, que cada vino sea fiel reflejo de su añada y de las fincas de las que procede su uva. Este razonamiento fue entonces un hito, una revolución en cuanto al papel que hasta entonces desempeñaba el elaborador de vino de Rioja.

Precisamente, este pensamiento lógico de Fernando ha determinado la evolución de la bodega y sus vinos, que desde entonces no han hecho más que mejorar con cada añada.

En 2010 otra familia entra a formar parte de este proyecto, la familia Urtasun compra el 50% de la Bodega y las dos familias juntas trabajan desde entonces para seguir con la misma filosofía, elaborar vinos de calidad y seguir siendo una bodega puntera en innovación y desarrollo.

Esta bodega tiene asegurada la continuidad, la segunda generación va tomando relevo poco a poco. José Ramón Urtasun, Cristina Remírez de Ganuza y Jesús Mendoza, enólogo de Remírez de Ganuza desde 2001 y marido de Cristina; desean continuar con el legado familiar y seguir trabajando duro para que Bodegas Fernando Remírez de Ganuza sea sinónimo de calidad, excelencia y trabajo bien hecho.

SITUACIÓN

Para establecer su bodega Fernando eligió un enclave único, Samaniego, un pequeño pueblo de origen medieval al pie de la Sierra Cantabria. Construyó su bodega en el centro del pueblo, entre la Iglesia del siglo XVI y el Ayuntamiento, utilizando materiales antiguos rescatados de derribos, de forma que el edificio estuviera en sintonía con su entorno. El espléndido caserón engloba una manzana de edificios que encierra un amplio y silencioso patio de trabajo atravesado por un canal de agua corriente.

EXPERIENCIAS

La bodega se puede recorrer y conocer una forma diferente de elaborar vinos. Durante la visita se conocerán técnicas innovadoras que son la esencia de lo que es esta bodega. Además de vino se descubrirá una filosofía de vida, con un trato personalizado y exquisito. En Remírez de Ganuza se caracterizan por la discreción, la flexibilidad y el buen gusto a la hora de tratar a sus clientes.

Disponen de diferentes experiencias que incluyen visitas a instalaciones y terminan con la cata de los vinos acompañada de una selección de gastronomía.

También disponen de una tienda donde adquirir los vinos y otros productos así como enviarlos directamente a domicilio, con la ventaja de comprar directamente en bodega al mejor precio y el mejor trato para el vino.

WINE BAR

Ubicado dentro de la tienda se encuentra un espacio en el que se combina la arquitectura tradicional, con su piedra arenisca y el diseño más sofisticado mostrando el espíritu contemporáneo e innovador de la bodega. En el winebar se podrán degustar los vinos por copas, en una cata flight o descubrir la esencia de la bodega a través de catas comentadas.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta