Miguel Torroba, de Grupo Argraf: “Mi padre estaría orgulloso de ver cómo los hermanos trabajamos cada día para hacer crecer su proyecto”

José Antonio Sanjurjo

Lunes 01 de Abril de 2019

Leído › 2755 Veces

Más de cuatro décadas después, la compañía se ha convertido en líder en el etiquetado del vino en España

Lleva tinta en su ADN. Y no podía ser de otro modo pues Miguel es hijo de uno de los fundadores de lo que hoy es Grupo Argraf, líderes españoles en el etiquetado del vino.

La simiente de este grupo fue familiar y en la familia sigue estando este negocio de artes gráficas puesto en marcha por Lucio Torroba quien en 1939 inició el negocio.

La semilla de la que nació el Grupo Argraf en 1978, fundado por los hermanos Martín y Miguel Torroba. Ambos han sabido mantener los valores que les inculcó su padre: la unión familiar y el mejor trato al cliente. Gracias a ellos, más de cuatro décadas después, la compañía se ha convertido en líder en el etiquetado del vino en España.

Miguel Torroba, encargado de la sección de manipulado y expediciones de encolable en Grupo Argraf, nos da las claves del éxito de la empresa líder en el etiquetado del vino en España.

Cuando echa la vista atrás, ¿qué recuerdos tiene de aquellos primeros años de Grupo Argraf?

En 1978 se puso la primera piedra. Los inicios los recuerdo sin horario. Comenzamos cuatro personas en oficina y doce en taller. Le dábamos muchas vueltas a cómo mejorar los sistemas productivos porque en el taller no teníamos tiempo. La primera vez que un cliente que nos llamó para felicitarnos por la buena presentación de su producto es uno de esos momentos especiales que recuerdo de esa época. Era un trabajo que se salía de lo normal. Carteles publicitarios para la comunidad de Madrid y presentarlo era complicado. De ahí la gran satisfacción cuando recibes esa llamada.

Miguel TorrobaMiguel Torroba, encargado de la sección de manipulado y expediciones de encolable en Grupo Argraf

Hoy en día Grupo Argraf tiene casi 140 empleados y ha conseguido posicionarse como empresa líder en la impresión de etiquetas en España, ¿qué estrategia han seguido para conseguirlo?

Lo hemos conseguido con mucho esfuerzo y con una visión económica y sobre todo realista en todo momento. Mi hermano Martín era un gran estratega. Aprendí mucho de él y no solo a nivel empresarial. Desde los inicios, tuvo un contacto muy directo con los clientes, algo que siempre les ha dado mucha confianza.

Habla del trato con el cliente... ¿cómo es?

Muy cercano. Estamos para todo lo que nos necesiten. Intentamos ofrecer el mejor trato y por supuesto, el mejor servicio y crecemos con ellos.

¿Podríamos decir que ese es uno de los éxitos de Grupo Argraf?

Eso y nuestra constante inversión para poder estar en la vanguardia de la tecnología. Estamos siempre pendientes de las novedades en el mercado. Trabajamos codo a codo con los proveedores de maquinaria y productos de acabado para poder ofrecer a nuestros clientes todo aquello que puede favorecerles y mejorar sus etiquetas.

¿Ha cambiado mucho el mundo de la etiqueta?

Muchísimo. Tengo en mente una anécdota que resume la pregunta:

Hubo una bodega que quiso colocar en el ángulo de una botella de forma cuadrada la etiqueta. Después de un mes y medio de pruebas, tuvieron que desistir. Misión imposible. Esto ocurrió cuando las etiquetas eran encolables. No existían las adhesivas; lo que después supuso un gran avance. Hoy en día seguro que sí se podría hacer.

¿Qué destacaría de Grupo Argraf?

El valor humano, por supuesto, eso es lo más importante de la empresa. Los valores que mi padre nos enseñó y que espero permanezcan en futuras generaciones.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta