Argentina se convierte en el primer suministrador de vino en España

Martes 19 de Marzo de 2019

Leído › 6307 Veces

España compró el pasado año 93,2 millones de litros de vino en el mercado mundial por valor de casi 214 millones de euros

España cada vez compra más vino en el mercado mundial, especialmente vino a granel, y Argentina es el principal suministrador, según ha informado recientemente el Observatorio Español del Mercado del Vino.

De este modo, con datos del OEMV, crecen las importaciones españolas de vino en 2018, más en volumen (+68%) que en valor (+14%), con fuerte bajada del precio medio del 32%.

España importó el pasado año 93,2 millones de litros por valor de casi 214 millones de euros, a un precio medio de 2,30 €/litro. Es el vino a granel blanco el que explica en gran medida el incremento de las compras en volumen.

Además, Argentina superó a Italia y se convierte en el primer proveedor de vino en España, que aumenta en el año en 25,9 millones de litros, aunque el vino francés sigue siendo el mejor pagado de todo cuanto entra en España.

No obstante, a pesar del aumento de las importaciones españolas de vino registradas en 2018, la cantidad exportada es muy superior y el saldo comercial del vino en España sigue siendo netamente positivo, alcanzando los 2.699 millones de euros el pasado año.

Por otra parte, en Europa destacan también las importaciones de Francia y Suiza que compraron vino en 2018 al precio medio más alto de su historia, muy superior en el país helvético, mercado de gran valor añadido, que en Francia, gran productor y comprador de granel. Ambos países aumentaron su inversión respecto a 2017, sobre todo Francia. Todos los tipos de vino subieron de precio en estos dos importantes mercados europeos, de ahí la mejor evolución global en valor. Con todo, ambos redujeron el volumen importado, siendo el más bajo en Suiza desde el año 2006, y el menor en Francia desde 2014.

El principal suministrador de vino en Francia es España. El vino español, importado en Francia es a granel que ha aumentado sus precios, motivo por el cual cae el volumen del vino importado por Francia y aumenta el valor. De hecho, España nunca había facturado tanto como en 2018 por ventas a su país vecino.

Francia destina 326 millones de euros a comprar vino español (+15,8%), creciendo por cuarto año consecutivo. El volumen cayó, como hemos visto, un 12,3% hasta los 471 millones de litros, a precios que de disparan un 32%. El granel marcó la evolución de España al suponer el 88% del volumen total de vino importado desde nuestro país. Italia, segundo proveedor en Francia, cayó casi un 20% en volumen pero también batió récords en valor, a un precio que subió casi un 40%.

Las importaciones francesas de vino cerraron 2018 en 685 millones de litros (-9,9%) y en 939 millones de euros (+14%), al precio más alto de su historia con 1,37 €/litro.

La misma suerte no corren los vinos españoles en Suiza, aunque pese a todo han ganado cuota en lo que va de siglo. Con todo, Suiza realizó en 2018 su mayor inversión en vino en 10 años al registrar el precio más alto de su historia

Tras caer en 2017, la inversión suiza en vino creció un 3,7% en 2018 hasta los 1.183 millones de francos, mayor cifra desde 2008. Todos los vinos crecieron a buen ritmo, a precios más altos quizás por un tipo de cambio desfavorable para la divisa helvética.

Sin embargo, el volumen importado cayó un 4,5% hasta los 176,3 millones de litros, el más bajo desde 2006, por el descenso de envasados y graneles. Crecen bag-in-box y espumosos. En lo que va de siglo, el granel ha perdido mucha importancia en favor de los vinos con mayor valor añadido.

Las compras están muy enfocadas a Italia, Francia y España. Los tres cayeron en volumen respecto a 2017, si bien Francia creció más del 10% en valor, con ligero aumento de Italia y leve pérdida de España. Francia ha perdido bastante cuota en los últimos 18 años, a diferencia de España y sobre todo de Italia, cuya evolución ha sido excepcional.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta