La Sonrisa 2018, vuelve el blanco más joven de Dominio de Tares

Miércoles 13 de Marzo de 2019

Leído › 864 Veces

Dominio de Tares de nuevo sonríe. Su vino blanco más joven, La Sonrisa de Tares, ya está de nuevo en el mercado con su tercera añada. Una apuesta que comenzó en 2016 y que Dominio de Tares consolida con la añada 2018. La Sonrisa de Tares vuelve con más fuerza como la alternativa atlántica para disfrutar de un vino blanco diferente.

Dominio de Tares presenta la nueva añada de La Sonrisa de Tares 2018, su vino blanco más joven quenació por el empeño de la bodega en demostrar que se puede elaborar un vino blanco joven con Godello y con mucha personalidad. La Sonrisa de Tares muestra las características más peculiares de esta variedad que triunfa entre los consumidores más jóvenes por su autenticidad y diferenciación.

Dominio de Tares ha puesto mucho trabajo en este vino para conseguir la mejor uva de la variedad Godello del Bierzo Alto y así poder elaborar el mejor vino joven blanco posible.

La Sonrisa de Tares ya lleva impreso en su nombre el público al que va dirigido. Enoconsumidores a los que les gusta descubrir nuevos vinos, diferentes variedades y disfrutar con vinos que muestren juventud con cierta complejidad.

Sólo su nombre ya anima a sonreír y a disfrutar. Es un vino con cuerpo, estructura y frescura, perfecto para consumir por copas en barras de tabernas y enotecas. Es ideal para los días de primavera y verano porque es refrescante, con una acidez cremosa, elegantes aromas a cítricos y final persistente.

Para el equipo de bodega y su enólogo, Rafael Somonte, el vino La Sonrisa de Tares "es un gran godello, y no sólo por su frescura, equilibro o elegancia; sino por acercarnos además a la gente joven, a las barras y terrazas de calidad, y a lo más divertido de la gastronomía española, nuestras tapas y pinchos".

PVP: La Sonrisa de Tares – 8, 75€

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta