5 vinos para tomar con cinco populares canciones de pop/rock

Viernes 01 de Febrero de 2019

Leído › 1243 Veces

Maridaje sonoro, la mezcla perfecta entre el vino y la música

Maridar música y vino se está convirtiendo en algo relativamente habitual entre los aficionados a ambas disciplinas. Se sabe que escuchar música puede tener influencia en nuestro comportamiento y, por tanto, también en nuestros sentimientos.

Según un informe de la Universidad Heriot Watt de Edimburgo, escuchar un tipo de música u otro influye en el sabor del vino que estemos saboreando en ese momento.

Cuando la relación entre música y vino es la acertada, la experiencia puede multiplicar la sensación de placer, tal y como sucede cuando maridamos un vino con el plato adecuado; sin embargo, en este caso no son ni el gusto ni el olfato los órganos estimulados, sino el oído.

Vino y música son melodías, vibraciones que nuestro cuerpo percibe de modos distintos pero que pueden potenciarse recíprocamente. Para empezar a sumergirnos en esta nueva tendencia, Vinissimus, eCommerce líder en Europa en venta de vino español online, sugiere cinco maridajes sonoros entre vinos de estilos diversos y algunas de las canciones pop/rock más populares y especiales de los últimos tiempos.

1. Adele, Someone Like You (live at the Royal Albert Hall 2011): Adele es siempre intensa y emocionante, y en esta ocasión canta desde el dolor de la pérdida, con la nostalgia del verdadero amor que se fue. La letra de la canción dice que "a veces el amor duele, a veces perdura", evocando el juego entre lo dulce y lo amargo, como sucede con la fruta y las duelas tostadas un blanco con crianza en barrica, un vino que defiende un estilo que muchos daban casi por perdido y al que se echaría mucho de menos si algún día se dejaran de elaborar.

2. Metallica, Enter Sandman (live in Nimes, 2009): ritmo, energía, bajos, batería, siempre con las pulsaciones muy arriba, metiéndose a todo el público en el bolsillo entre fuegos artificiales y acordes estridentes. Algo intimidante inicialmente, embaucador y oscuro, como la pulpa de la garnacha tintorera, un vino tinto de gran volumen, color e intensidad aromática, impactante de inicio, imprescindible tras unos sorbos.

3. The Cranberries, Ridiculous Thoughts: la fuerza de la feminidad, una voz, una personalidad que desmonta el pensamiento ridículo de asociar forzosamente lo femenino con lo débil o delicado, tal y como suele suceder con la uva garnacha. En memoria de la gran Dolores O'Riordan se ha escogido este vino tinto que es también una oda al carácter de la tierra donde crece la garnacha, y en ocasiones tan dura, como su Irlanda natal.

4. The XX, Crystalized: jóvenes, llenos de luz interior, vibrantes, tenues, pero intensos como un vino blanco joven y frutal. Recién llegados al panorama musical y arrasando, tal y como sucedió con los vinos de Nueva Zelanda, conquistando desde la pureza, desde la esencia. El vino blanco joven y frutal se ha convertido en muy poco tiempo en un vino referente a nivel mundial, tal y como está sucediendo con la energía y el encanto de los chicos de The XX.

5. Nirvana, All Apologies 1993, MTV Unplugged in NY: voz grave y seca, brut nature, conectando con su entorno al más puro estilo biodinámico, integrando todos los elementos para crear un ambiente único. Un concierto básico, como el vino elaborado simplemente con lo que la naturaleza ofrece, sin artificios, cálido y envolvente como el sol que menciona la canción, como la misma chaqueta de Kurt Cobain. Cava Brut Nature, un vino para beber y disfrutar de la sobriedad de Nirvana.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta