Malleolus de Valderramiro 2015, una añada para enmarcar

Jueves 24 de Enero de 2019

Leído › 685 Veces

Considerada como una de las mejores de la última década, la cosecha 2015 de Malleolus de Valderramiro muestra un vino potente, estructurado, maduro y amable que expresa lo mejor del viñedo del que procede: un terroir arcilloso y de baja producción que aporta color y concentración

Bodegas Emilio Moro presenta la nueva añada de su vino de pago Malleolus de Valderramiro. Un vino de edición limitada (7.300 botellas) que aúna a la perfección la singularidad del viñedo del que procede con las virtudes de una cosecha considerada como la mejor de los diez últimos años en la Ribera del Duero.

Para José Moro, presidente de la bodega y tercera generación del negocio familiar, se trata de «una añada digna de enmarcar» y, en definitiva, «de uno de los mejores vinos de la historia de Emilio Moro» que destaca por su calidez, por su concentración de frutas maduras y, al mismo tiempo, por su elegancia y amabilidad.

Malleolus de Valderramiro es uno de los vinos más especiales de Bodegas Emilio Moro. Procede del Pago de Valderramiro, el viñedo más antiguo de la bodega (fue plantado en 1924) que presenta un suelo predominantemente arcilloso del que manan vinos potentes, estructurados, elegantes y con mucha personalidad.

Esta identidad se ha visto además reforzada por las benevolencias de una añada excepcional, extraordinariamente lluviosa y marcada por una primavera de temperaturas altas que favorecieron el desarrollo vegetativo de la vid. Gracias a los contrastes térmicos entre el día y la noche de un verano de lluvias escasas, la uva alcanzó su completa madurez aromática y polifenólica dando como resultado un vino con mucho peso, definido por la concentración, la intensidad de frutas muy maduras y una elegancia «desmesurada».

En nariz, Malleolus de Valderramiro 2015 invita a gozarlo despacio desvelando un aroma intenso y complejo en el que sobresalen los varietales más puros de la Tempranillo, madurados y enriquecidos en matices por su crianza durante 18 meses en maderas nobles. En boca se muestra potente, con un tanino muy maduro pero, al mismo tiempo, redondo y bien pulido haciendo de este tinto soberbio un vino amable y cálido. El final, largo y persistente, refuerza la evidencia de que nos encontramos ante un vino «de los que dejan huella». En definitiva, Malleolus de Valderramiro 2015 será sin duda una añada histórica con una excelente evolución en botella.

P.V.P botella: 81 €

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta