121.763 Seguidores !

Belondrade presenta Belondrade y Lurton 2017

Jueves 29 de Noviembre de 2018

Leído › 500 Veces

Didier Belondrade, fundador de BELONDRADE, ha querido presentar de primera mano a medios de comunicación, sumilleres y amigos la esperada nueva añada de su vino de guarda: BELONDRADE Y LURTON 2017.

La bodega BELONDRADE, cuya sede actual se inauguró en el año 2000 en La Seca (Valladolid), es un proyecto muy personal de su fundador, Didier Belondrade, quien ya desde 1994 tuvo la visión de apostar por el potencial de envejecimiento de la uva verdejo. España, verdejo, terroir y clima fueron las cuatro razones que le llevaron a hacer un vino fruto de sus pasiones y de su cultura francesa. Desde entonces y hasta hoy, la filosofía de BELONDRADE no se basa únicamente en hacer un vino blanco, sino en hacer un gran Vino de Guarda con capacidad de envejecer en botella.
BELONDRADE Y LURTON es un vino estructurado y aromático en el que las notas primarias de frutas y flores se conjugan con los aromas secundarios de la elaboración. Un conjunto que se acompaña de la mineralidad que se debe a la diversidad de sus parcelas de arena, arcilla y de canto, y a sus distintas densidades de plantación.

Este vino, elaborado con una sola y única variedad "verdejo", no deja de ser un vino de assemblage fruto de un savant dosage entre las fermentaciones espontáneas y la crianza en barricas de roble francés de diversas tonelerías y bosques, un savant dosage entre la tipicidad de sus parcelas y un assemblage de las diferentes interpretaciones de las particularidades de sus añadas.

La añada 2017 de BELONDRADE Y LURTON se caracteriza por unas condiciones meteorológicas un tanto extremas. La pluviometría total del año agrícola fue terriblemente baja con un total de 258 l/m2, y únicamente comparable en la historia de BELONDRADE con la cosecha de 2005, año en el que apenas se registraron 223 l/m2. El 40% de la lluvia del año se concentró en los meses de octubre y noviembre, pero a diferencia de 2005 no fue un año de nieblas. Además, los 30 litros que se registraron tanto en el mes de febrero como en el mes de julio contribuyeron a que las plantas no sufrieran en exceso de la falta de agua en la parte final del ciclo.

Por otro lado, la temperatura media anual de 14ºC es la más elevada desde el inicio del siglo, habiéndose registrado una temperatura media récord en la primavera de 18ºC. Este condicionante fue la principal causa de un inicio de ciclo muy temprano que desembocó en la vendimia más adelantada de la bodega, ya que se comenzó a recoger el verdejo el 25 de agosto. La vendimia fue muy rápida, tanto por la homogeneidad en la madurez como por la escasez de cosecha a consecuencia de la baja pluviometría y de las heladas tardías, terminando la recogida el 13 de septiembre.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta