120.889 Seguidores !

¿Puede la Economía Circular y la Innovación mejorar la competitividad de las empresas?

Martes 06 de Noviembre de 2018

Leído › 762 Veces

La Asociación Española de Enoturismo participa en el primer Foro Internacional de Turismo de Naturaleza y Turismo Sostenible, en el marco de la Feria de la Naturaleza, el Clima y el Turismo Sostenible (Expotural 2018)

Aumentar la conciencia pública y privada sobre cómo la Economía Circular y la Innovación suponen ventajas competitivas para las empresas, las instituciones y el país en su conjunto, fue el mensaje que transmitió el presidente de la Asociación Española de Enoturismo y Embajador para la Economía Circular del Comité del Cambio Climático de Barack Obama, durante la inauguración del Ier Foro Internacional de Turismo de Naturaleza y Turismo Sostenible, en el marco de la Feria de la Naturaleza, el Clima y el Turismo Sostenible (Expotural 2018), celebrada en Ifema del 1 al 4 de noviembre.

Durante su ponencia, que tituló El Gemido de la Tierra, José Antonio Vidal analizó la situación actual a la que nos ha llevado la Economía Lineal y los beneficios que supondría la transición hacia una Economía Circular, mediante la concienciación en un desarrollo económico y social sostenible, y la protección del medio ambiente.

Señaló que la supervivencia de la humanidad requiere, de forma urgente, un cambio en nuestros estilos de vida, una transformación en nuestra forma de pensar y de actuar, mediante el intercambio de conocimiento y educación.

Es importante educar a nuestros niños y jóvenes en este concepto, enseñándoles a pensar, a reflexionar a través de la Filosofía, y a aprender de todo lo que nos rodea, en una ciudad, en una comunidad con la que debemos ser responsables y solidarios.

Hábitos que demuestran, que en la actualidad, un coche, de media, esté el 92% del tiempo aparcado; el 31% de los alimentos se desechan a lo largo de la cadena de valor, y una oficina, de media, sólo se usa entre el 35 y el 50% del tiempo, incluso durante el horario laboral, no son ni sostenibles, ni éticamente admisibles.

El modelo de Economía Lineal actual -basado en extracción, fabricación, utilización y eliminación-, ha demostrado ser rentable hasta ahora, pero debido en gran medida a los recursos limitados y a la gran pérdida de valor a través del desperdicio, hace que en el largo plazo no sea sostenible.

La Economía Circular, como un paso más allá del actual modelo industrial lineal, propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los recursos y los flujos de materiales, energía y residuos, como transición hacia fuentes de energía renovables, construyendo capital económico, natural y social.

Al ser restaurativa, regenerativa y basada en la constante innovación, las ventajas principales de una Economía Circular se encuentran en la oportunidad económica: específicamente en el crecimiento económico de ahorros netos en costes de materiales y en la creación de oportunidades de empleo, constituyendo, junto con la bioeconomía y la economía verde, los tres conceptos incorporados a nivel global en la investigación y la formulación de políticas de gobernanza.
A la hora de la transición hacia la Economía Circular, el turismo tiene un papel fundamental por ser un sector que implica a muchos otros sectores y subsectores, entre ellos el nuestro, el enoturismo y su gastronomía -que ha der ser saludable, solidaria, sostenible y satisfactoria-, en palabras del presidente de su Real Academia, Rafael Ansón.

El turismo es un motor de cambio hacia la Economía Circular y ésta es una oportunidad de éxito para las empresas turísticas: si es un hecho que los turistas son cada vez más responsables, las empresas han de estar a la altura de las expectativas que demandan sus clientes.
En la Asociación Española de Enoturismo (AEE), a través de su Instituto del EnoTurismo de España (IEE) como centro de la Gestión del Conocimiento en nuestro sector y formado por autoridades líderes influyentes, trabajamos en gobernanza enoturística (Declaración de Madrid, de 18ene2018, en Fitur) y en estrategia para la sostenibilidad.

Pero para que este nuevo modelo de Economía Circular sea un éxito, ha de darse la misma circunstancia que para el éxito del nuevo modelo para el sector enoturístico que propone la AEE: o se hace colectivamente implicando a empresas, administraciones públicas y a la sociedad civil, o no será posible.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta