120.889 Seguidores !

Javier Sanz: “Elaborar vinos diferentes ha hecho que ganemos adeptos y reconocimiento”

José Antonio Sanjurjo

Miércoles 24 de Octubre de 2018

Leído › 2851 Veces

Conversamos con Javier Sanz sobre la situación actual de un proyecto que se ha distinguido por la viticultura de calidad y la diferenciación de sus vinos

Javier SanzJavier Sanz se define como viticultor antes que bodeguero, lo que explica la originalidad de sus vinos

Conservar viñedos prefiloxéricos de variedades autóctonas y recuperar variedades casi extinguidas. Son dos líneas de trabajo con las que la bodega Javier Sanz Viticultor labra la calidad de sus vinos.

La personalidad propia hace que su gama goce de una elevada consideración a nivel internacional. Con el propio Javier Sanz analizamos la situación actual de un proyecto que ya suma cinco generaciones profundizando en la tradición.

Su firma, Javier Sanz Viticultor, se ha distinguido por la recuperación de diversas variedades de uva autóctonas casi extintas. ¿Qué resultados están dando este tipo de iniciativas para la bodega?

Hemos conseguido diferenciarnos dentro del marco actual en el que se encuentra la D.O. Rueda. Ahora mismo, hay infinidad de bodegas, por no hablar de verdejos, por lo que elaborar unos vinos diferentes, como los que hacemos, ha hecho que ganemos muchos adeptos y nuestros vinos sean reconocidos.

¿Hay una respuesta satisfactoria a este tipo de proyectos en el mercado actual del vino?

Desde luego, nosotros creamos algo diferente y único, que casi ninguna otra bodega de la zona produce a día de hoy, y actualmente la gente, sobre todo los especialistas en vino, están ansiosos por descubrir nuevos sabores, nuevas texturas; vinos originales y de calidad, en definitiva, que es lo que hacemos.

¿Su labor sirve para ver que Rueda es bastante más que verdejo?

Sin duda, hay mucho más mundo después del verdejo joven. El verdejo nos ha dado la fama, eso es innegable, pero en Rueda se crean vinos de una calidad altísima tanto con verdejo (fermentados en barrica, dorados...) como con otras variedades.

¿Fue el mercado en su día el que arrinconó a ese tipo de uvas (por su escasa producción u otras dificultades en su cultivo) o se abandonaron por otras causas?

La verdejo Malcorta se trata de una uva que antaño, en la zona de La Seca, la cultivaban casi todos los viticultores, pues es autóctona de la zona. El problema venía, primero, porque el ciclo vegetativo era más largo, por lo que había que vendimiar más tarde que el resto de los verdejos, seguido de que los rendimientos eran menores (los racimos son mucho más pequeños que los de la verdejo convencional). Por último, lo que le dio su mala fama fue que a la hora de vendimiar era muy complicado cortar el racimo, se "malcortaba", de ahí su nombre. Los viticultores decidieron sustituir estas cepas por las de verdejo convencional a excepción de nosotros, que las mantuvimos conscientes de su potencial.

¿Cómo abordan el proceso de recuperación de estas variedades especiales? ¿Qué papel tiene la ciencia en esta tarea?

Trabajamos distintas vías. Viajes a zonas vitivinícolas algo desconocidas, estudios de genética... Por ejemplo, si nos fijamos en V Colorado, todo comenzó hace 20 años cuando se decidió analizar (para ver qué variedad era) una cepa tinta que había en el viñedo prefiloxérico de verdejo. Siempre había estado ahí, pero nunca se había utilizado. La sorpresa llega cuando los análisis dictaminan que es una cepa de genética desconocida nunca antes registrada. Se realizaron injertos de la misma para ir conociendo su potencial y se descubrió un gran vino, lo que hoy es V Colorado.

El lagar antiguo de la bodega es un exponente del valor de la tradición

A la hora de ver cómo se recupera una variedad, ¿quién interviene más: el departamento de viticultura, el de bodega o el de marketing?

Antes que bodeguero yo fui viticultor, por lo que los proyectos siempre parten de una idea o intuición mía. Tengo un gran afán por descubrir variedades extrañas o casi extintas, lo que me hace viajar mucho para conocer otras zonas vitivinícolas. Posteriormente, en bodega se realizan distintas vinificaciones para ver cuáles pueden ser atractivas y cuáles no. Finalmente, como en todo, hay una pequeña dosis de márketing para apoyar un proyecto de tanta calidad que casi se vende por sí mismo.

¿Cómo contribuyen este tipo de proyectos a enriquecer su gama? ¿Generan alguna dificultad para no perder la coherencia de su portfolio o, por el contrario, fortalece un nexo común que identifica al conjunto de la bodega?

La colección V son vinos procedentes de uvas exclusivas y dentro de la colección Javier Sanz, además de los emblemáticos de la bodega (verdejo, sauvignon...) también contamos con vinos diferentes, como el Javier Sanz Bruñal (uva originaria de los Arribes del Duero de la que solo hay 8 ha en toda España). Por lo que no distan tanto una colección de otra. Además, nosotros creemos que todos nuestros vinos son de una calidad muy superior a la media y ese es otro nexo común que hay entre ambas colecciones de vinos.

La colección V de Javier Sanz se elabora con uvas exclusivas

¿Qué posicionamiento pretende tener la bodega en el mercado?

Nuestro afán es conseguir que cuando alguien diga Javier Sanz sepas perfectamente de qué bodega están hablando y de qué tipo de vinos. Nos gustaría que cuando la gente pensase en bodegas de vino blanco de calidad  pensara en nosotros. Queremos seguir creciendo año tras año pero sin perder los estándares de calidad que nos representan.

¿Quién es el cliente tipo de sus vinos?

Nuestro cliente puede ser desde una persona a la que le gusta un buen Rueda sin más pretensiones o conocimientos del mundo del vino, hasta sumilleres o enólogos encumbrados que aprecian el buen trabajo en viticultura y bodega. Creamos vinos que pueden gustar a todo tipo de personas.

¿Tienen previsto crecer en producción en los próximos años?

La colección V no crecerá en producción, pues perdería el componente de exclusividad que tiene. V Malcorta es el vino de mayor producción dentro de esta línea y nunca sobrepasa las 12.000 unidades.

La colección Javier Sanz Viticultor ha ido creciendo año tras año, síntoma de que estamos yendo por el buen camino.

¿Cuáles son los principales mercados de Javier Sanz en la actualidad? ¿Qué planes de expansión tienen para los mercados interior y exterior?

Actualmente estamos presentes en la totalidad del territorio nacional y en más de 25 países, repartidos por Europa, Norteamérica, Sudamérica y Asia.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta