121.763 Seguidores !

La Ruta del Vino de Rueda crece un 10% en 2017

Viernes 13 de Abril de 2018

Leído › 1946 Veces

Los datos positivos de las Rutas del Vino españolas indican un afianzamiento del enoturismo como motor turístico nacional

Su situación geográfica, patrimonio, tradición y gastronomía hacen que La Ruta del Vino de Rueda sea un destino enoturístico que sigue mejorando resultandos año tras año.

Los datos del décimo informe anual sobre las visitas a bodegas y museos del vino asociado a las Rutas de Vino de España que la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) hizo público ayer, recoge que en 2017 la Ruta ha tenido un total de 32.372 visitantes, incrementando en un 10% los resultados de 2016.

Además, el enoturismo ha tenido un crecimiento anual de un 18,38%, lo que presenta un dato muy positivo con un aumento considerable de visitantes a nivel nacional.

La Ruta del Vino de Rueda es cada vez más elegida por los turistas y consigue una consolidación mayor en el panorama nacional. Así lo avala el décimo informe de visitantes a bodegas y museos del vino asociado a las Rutas del Vino de España publicado ayer por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), el cual facilita un balance de 32.372 visitantes en 2017, lo que supone un aumento del 10% respecto al año 2016.

Estos datos demuestran el crecimiento continuado durante dos anualidades (un 20% más desde 2015),  resultado de la incorporación de nuevos establecimientos relevantes y la consolidación del producto.

La Ruta sigue trabajando en su estrategia de presente y futuro, consolidando el desarrollo de productos y experiencias diferenciadas y potenciando nuevos canales de distribución y promoción. Asimismo, el informe indica que los meses de otoño y primavera vuelven a ser las temporadas más activas para el enoturismo, siendo el mes de octubre el más fructífero para la Ruta de Vino de Rueda y enero el de menos demanda.

A nivel nacional, el precio medio de la visita es de 8,38 euros, situándose la Ruta del Vino de Rueda por encima de la media con 8,98 euros, y los visitantes gastan en total otros 18,27 euros en actividades complementarias y adquisición directa de vino, otro importante ingreso para las bodegas y que nos da una aproximación del impacto económico del sector.

Cabe destacar también la superioridad de visitantes nacionales a internacionales, apreciando sin embargo en estos últimos un incremento del 3,42% en el último año. Esto es debido a la gran promoción internacional del conjunto de Rutas de Vino españolas e indica el importante ritmo de crecimiento del enoturismo, que presenta un crecimiento del 18,38% respecto a 2016.

Como apunta la Asociación Española de Ciudades del Vino en su informe asociado a Rutas del Vino de España, el sector enoturístico se afianza como un producto turístico sostenible y desestacionalizador, que contribuye al equilibrio territorial del país y complementa a otros segmentos vinculados como el turismo rural  o cultural.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta