113.724 Seguidores !

EE.UU. podría perder su cuota de mercado en China

Jueves 29 de Marzo de 2018

Leído › 1780 Veces

China impondrá un arancel del 15% a la entrada de vino estadounidense como represalia por la decisión de Trump de limitar las importaciones de productos chinos en EE.UU. La medida se produce en un momento clave en el que China ya es el primer consumidor de vinos del planeta y los principales países productores compiten por conseguir la mejor cuota de mercado

viticultor de Estados Unidos

El Gobierno chino anunció la pasada semana (23/03/2018), a través del Ministerio de Comercio que tiene la intención de imponer un arancel del 15% al ​​vino estadounidense como parte de su represalia contra la decisión de la Administración Trump de imponer aranceles sobre las importaciones chinas en EE..UU que se cifran en aproximadamente 50.000 millones de dólares.

China anuncia así una medida que afecta directamente al mercado del vino norteamericano, lo que podría suponer para los productores de este país una desventaja competitiva muy significativa en uno de los mercados más importantes del mundo y además uno de los momentos claves. Recordemos que el gigante asiático se encuentra actualmente en fase expansiva, con grandes incrementos año tras año en sus importaciones de vinos, tanto es así que actualmente ya es el país que más vino consume del mundo, por delante de la propia EE.UU.

La noticia llega en un momento en que las exportaciones estadounidenses de vino a China continental estaban logrando avances notables en un país que pronto se convertirá en el mercado de vinos más valioso del mundo.

Precisamente, hace unos días, el Wine Institute of California anunció los datos oficiales alcanzados en 2017. Las exportaciones estadounidenses de vino, en un 97% procedentes de California, a China (incluyendo Hong Kong) aumentaron un 10% en 2017 hasta los 197 millones de dólares. Así, el valor de las exportaciones de vinos de Estados Unidos (California) a China continental aumentó en un 450% en la última década.

El vino no será la única exportación de EE.UU. afectada por las represalias a las medidas de Trump. En total, 128 productos norteamericanos aumentarán sus aranceles en un 15% o un 25%. Sin embargo, en el caso del vino, además del inoportuno momento, servirá como un lastre a los productores de vino californiano que probablemente verán reducida su cuota de mercado, trabajada durante años, algo que podrán aprovechar sus principales competidores, especialmente Australia y Chile países que por el contrario disfrutan de tarifas reducidas para introducir el vino en China gracias a los acuerdos de libre comercio alcanzados.

Actualmente, Estados Unidos es el sexto mayor vendedor de vino en China después de Francia, Australia, Chile, España e Italia, ostentando una cuota de mercado de alrededor del 3% de las importaciones de vino embotellado en el país asiático, según cifras de la Aduana china.

Sin embargo, el valor de importación experimentó un impresionante crecimiento del 44% a US $ 75,6 millones, mientras que su volumen se mantuvo relativamente igual en comparación con el año pasado, mostrando un aumento en las exportaciones de vinos premium.

La industria del vino de California contribuye con 114.000 millones de dólares anuales a la economía de los EE. UU. Y genera 786.000 puestos de trabajo en todo el país.

Curiosamente, el propio Trump tiene una bodega en Virginia dirigida por su hijo Eric. La bodega, según su sitio web, es el viñedo de producción de vinos más grande de Virginia y el más grande de la costa este.

EL MERCADO DEL VINO EN CHINA

vino china

China aumentó notablemente sus importaciones de vino en 2017 y registró sus máximos históricos en valor y volumen. Es el tercer año consecutivo en el que el principal importador asiático dispara sus compras.

Según datos del OEMV, las importaciones de este país baten récords con 751 millones de litros y 18.850 millones de yuanes (algo más de 2.400 millones de euros), creciendo cerca del 20% respecto a 2016. El precio medio del vino es el más alto de los últimos 4 años con 25,10 yuanes/litro (3,24 €/l).

Australia y España lideraron el crecimiento global y superan a Chile como segundo y tercer proveedor en volumen, en el caso de España gracias al enorme aumento del granel. China importó un 43% más de vino español en 2017 hasta los 134,4 millones de litros, máximo histórico. En cuanto a la facturación española, el crecimiento fue de un 24,2% en valor, aunque a precios que bajan casi un 15% al ser el granel el protagonista del aumento global.

Francia lideró las importaciones chinas de forma destacada, aunque creciendo menos que australianos y españoles.

En general, las importaciones de todas las clases de vinos crecieron tanto en valor como volumen, y a precios que suben. Sin embargo, el vino envasado lideró las compras con el 73,7% del volumen y el 91,3% del gasto total, ganándole bastante cuota al granel.

En lo que va de siglo ha habido un importante cambio en la cartera de productos: el vino a granel representó casi el 95% del volumen importado en el año 2000, lejos del 25% que supuso en 2017. El vino envasado, vino con mayor valor, lidera actualmente las importaciones de forma muy destacada.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta