121.763 Seguidores !

Un informe pronostica un importante cambio de ciclo en el mercado mundial del vino en 2021

Jueves 08 de Marzo de 2018

Leído › 3706 Veces

Un reciente estudio publicado por IWSR Vinexpo Report destaca las tendencias mundiales y la evolución del mercado entre 2011 y 2021, centrándose en gran medida en el panorama general

Según el estudio, las ventas de vino (tranquilo y espumoso) fueron relativamente planas en 2016, con 2.610 millones de cajas de nueve litros, con un valor que aumentó un 3% hasta alcanzar los 180.580 millones de dólares. Esto coincide con la tendencia general de los últimos años; mientras que el volumen se contrajo, el valor ha aumentado.

La imagen global, no obstante, está sesgada en cierto modo por la importancia de Europa, donde todavía se consume más del 57% del vino del mundo, y posiblemente donde esta diferencia de volumen a valor es más patente.

En general, se espera que el consumo mundial aumente en casi 50 millones de cajas entre 2016 y 2021, a una tasa de crecimiento anual relativamente modesta del 0,4% anual. Se pronostica que el desarrollo del valor equivalente excederá el 4%.

El consumo de vino tranquilo en Europa cayó un -1,3% a 1.340 millones de cajas en 2016, tras años de continuas pérdidas de volumen. Los mayores contribuyentes a esto fueron el noroeste y el sur de Europa, a saber, Francia, Alemania, Italia, el Reino Unido y España. Por otro lado, estos se encuentran entre los principales contribuyentes al crecimiento del vino espumoso.

Si bien hay varias causas para la disminución del consumo de vino, el estudio baraja entre las principales un cambio generacional dado que los consumidores más jóvenes beben con menos frecuencia que las generaciones anteriores, las medidas preventivas de salud, los impuestos y los aumentos de precios.

El estudio prevé que se reducirá en promedio -0.9% por año en términos de volumen hasta 2021. El peso del vino tranquilo se reducirá en términos de volumen; sin embargo, esta vez se pronostica una desaceleración del impulso del vino espumoso.

Que el declive del vino aún se está suavizando ya se ha notado en países como España y Francia; ambos han alcanzado, o se están acercando, niveles históricamente bajos, y si bien es demasiado pronto para decir si el cambio generacional de Baby Boomers, Gen X, Millennials / Gen Y y, en un futuro no muy lejano Gen Z, conducirá a futuro crecimiento desde estos niveles históricamente bajos, parece que el consumo de vinos europeos todavía está comenzando a restablecerse después de años de declive sucesivo. Sin embargo, al mercado europeo le tomará mucho tiempo dar este giro. No se espera que llegue al final de la curva por lo menos en cinco años, según el IWSR.

La buena noticia es que se espera que los vinos importados vayan mejor que los locales y aumenten su cuota de mercado a más del 35%. Se espera que tres de los cinco "ganadores" en el mercado mundial del vino sean del Nuevo Mundo: Nueva Zelanda, Argentina y Chile. Mientras tanto, si las cosechas lo permiten, las exportaciones italianas crecerán hasta 2021, y los vinos moldavos crecerán el quinto más rápido, principalmente en Europa oriental y central. Aparte de Italia, se espera que los principales exportadores salgan perdiendo. Se pronostica que Francia, España, Sudáfrica, Australia y los Estados Unidos perderán unos 20 millones de cajas de 9 litros en total. Sin embargo, se prevé que Francia y Australia seguirán experimentando un fuerte crecimiento fuera de Europa, especialmente en China.

En todo caso, el estudio deja patente que el mercado del vino no es ajeno a la globalización mundial y está inmerso en un profundo cambio de modelo tras años de reducción de márgenes y disminución del volumen especialmente de Europa. Los mercados expansivos se están abriendo para todas las industrias, desafiando las normas establecidas.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta