112.136 Seguidores !

Así es el vino más demandado de Rueda

Miércoles 17 de Enero de 2018

Leído › 5245 Veces

Un vino único elaborado con una variedad en peligro de extinción que año tras año agota existencias en pocos meses

La variedad Malcorta, en peligro de extinción, ha sido rescatada tras un proyecto de investigación 

La historia de esta uva se remonta a mediados del siglo pasado, cuando los viticultores de Rueda comenzaron a sustituir una variedad particular de Verdejo, debido a la dificultad en su cultivo, por la Verdejo convencional.

La Malcorta es una uva verdejo casi extinta y ahora rescatada en exclusiva tras un proyecto de investigación genética y años de trabajo.

Javier Sanz Cantalapiedra, viticultor de cuarta generación, recuerda que en su niñez en La Seca (Valladolid) había algunos viñedos de "Malcorta", una uva que nadie quería vendimiar porque se "mal- cortaba" el racimo, de ahí su nombre. Además, la uva Malcorta daba un rendimiento menor y maduraba más tarde.

Fueron estos los motivos por los que los viticultores empezaron a sustituir la uva verdejo malcorta por la verdejo convencional, condenándola casi al olvido. Pero Javier Sanz, consciente del potencial de esta uva y siempre buscando la forma de innovar dentro de la viticultura; decidió recuperar esta variedad, recoger esas últimas cepas y realizar injertos en sus mejores viñedos.

Las investigaciones sobre el terreno comenzaron hace más de 15 años y, cuando llegaron las primeras añadas experimentales, estas sorprendieron por su gran calidad y original sabor.

Así es como Javier Sanz Viticultor ha conseguido crear este vino tan singular, de cuya primera añada, que salió al mercado en 2013, se comercializaron 5.000 botellas, que se agotaron en pocos meses.

Desde entonces, el vino Malcorta se ha situado en los mejores restaurantes de España y el extranjero (presente en más de 180 restaurantes con Estrella Michelín); siendo un vino encumbrado por sumilleres, periodistas y críticos.

AÑADA 2017 DE MALCORTA

La añada 2017 de Malcorta está actualmente en crianza en sus finas lías y, según estima Javier Sanz Cantalapiedra, propietario de la Bodega y viticultor, estaría lista para el 26 de Marzo, con una elaboración de solo 11.000 botellas.

Según señala el propio Javier, "en la bodega siempre hacemos primar la calidad frente a la cantidad; si produjésemos más cantidad, sería imposible controlar que se cumpliesen los mínimos de calidad que nos exigimos".

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta