114.721 Seguidores !

Pérez Barquero consigue el sello PYME INNOVADORA del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad

Jueves 28 de Diciembre de 2017

Leído › 722 Veces

La Bodega Pérez Barquero ha sido reconocida con el Sello Pyme Innovadora que concede la Dirección General de Innovación y Competitividad dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad

La Bodega Pérez Barquero ha sido reconocida con el Sello Pyme Innovadora que concede la Dirección General de Innovación y Competitividad dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Tal distinción demuestra que la I+D+i también es posible en el sector vitivinícola.

El vino es un producto de nuestra tierra que forma parte de la vida, de la cultura y de la alimentación mediterránea desde tiempos inmemoriales. La elaboración del vino es un arte intemporal y una ciencia que ha ido evolucionando y perfeccionándose, en Pérez Barquero, durante más de un siglo de historia. Hoy más que nunca, en pleno siglo XXI, la competencia empresarial ya no se basa en el coste o la eficiencia productiva sino en la diferenciación.

Conscientes de la importancia de la innovación - en los productos que ofrece, en el proceso productivo y en su propia organización - Pérez Barquero tiene en funcionamiento dos Proyectos de I+D, aprobados por CDTI: uno, 2013/2015, por importe económico de 412.897´82 €; otro, 2016/2018, por importe de 380.166´00 €.

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ha creado el Registro público de PYMES innovadoras con la finalidad de ponerlas en valor, favorecer su identificación y ayudar a la formulación posterior de políticas específicas para las mismas.

El sello que distingue a Pérez Barquero como PYME INNOVADORA pasa a incorporase a la imagen de marca  de la Bodega hasta finales de 2020.

Pérez Barquero, S.A. es la cabecera de un Grupo de empresas en el que se integran otras 3 Bodegas de las D.O. Montilla-Moriles: Gracia Hermanos., S.A.U., Compañía Vinícola del Sur y Tomás García.

Desde su fundación, en 1905, Pérez Barquero ha cuidado, con la mayor atención y esmero, todas las labores que giran alrededor de la creación mágica del vino: la selección de los mejores pagos de viñas –albarizas de la Sierra de Montilla y de Moriles Altos-; la recolección, transporte y molturación de la uva; la elaboración del mosto nuevo; su cata y selección, previas al destino final que, según sus características, serán las botas de crianza, en la amplia gama de vinos de la zona: Finos, Olorosos, Amontillados, Palos Cortados y Dulces de Pedro Ximénez.

Reconocida con las distinciones más relevantes en el mundo del vino –máximas puntuaciones Parker, premios y medallas en concursos nacionales e internacionales, cuadro de honor de las principales guías- ha extendido su nombre por todos los rincones del territorio nacional, y sus vinos, brandies y vinagres, se encuentran en 46 países de los cinco continentes, figurando a la cabeza de los exportadores de vinos de la zona.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta