Promueven un proyecto para incluir la lista de ingredientes en las etiquetas de los vinos

Jueves 26 de Octubre de 2017

Leído › 3979 Veces

La inicia “Manifiesto en defensa de la cultura europea del vino y su etiquetado” propone que los vinos sean tratados como el resto de alimentos, y que sea obligatorio que en su etiquetado figure la relación de sustancias utilizadas (colorantes, conservantes, azucares, aromas, modificadores del gusto o la textura etc....)

Una bodega tradicional situada en Valdepeñas (Ciudad Real) ha creado el "Manifiesto en defensa de la cultura europea del vino y su etiquetado" con el que pretenden "concienciar sobre la actual discriminación que supone que el vino no tiene la obligación legal de presentar una lista de ingredientes en su etiquetado".

Según un comunicado hecho público desde la Bodega de Las Estrellas, impulsores del proyecto, "la creación de un etiquetado transparente y justo para los vinos aportaría información al consumidor sobre aquello que está bebiendo". Aseguran que, de este modo, se produciría "una mejora de la calidad del producto, así como una disminución de su impacto en el medio ambiente". 

Una información que consideran relevante, ya que "viene a clarificar de cara al consumidor qué se va a encontrar al beberse un vino, lo que sin duda le ayudará a la hora de elegir y será un componente básico en la defensa de la cultura europea del vino y las diferentes formas que tenemos en el viejo continente de hacer vino, cada una adaptada a una climatología, un terreno y unas formas de elaboración propias que hay que mantener", indican los promotores de la iniciativa.

La finalidad de este proyecto pasa por beneficiar tanto a los productores y medio ambiente, como a los consumidores informando de los aditivos de los vinos. En este sentido, el manifiesto incide en que el vino "sea considerado y tratado como el resto de alimentos; y por tanto sea obligatorio que en su etiquetado figure la relación de ingredientes y de sustancias utilizadas (colorantes, conservantes, azucares, aromas, modificadores del gusto o la textura etc....)" con el objetivo de garantizar la salud en especial ante posibles intolerancias alimentarias o alergias.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta