El 'método Estévez', la verdadera historia del vino sin histamina

Miércoles 25 de Octubre de 2017

Leído › 6330 Veces

Una investigación de la Universidad Politécnica de Madrid aseguraba hace unos días haber descubierto el vino sin histamina, pero la realidad es otra

José Estévez con Martin Rodbell, en su visita a la bodega en 1995José Estévez con Martin Rodbell, en su visita a la bodega en 1995

En las últimas semanas los medios de comunicación publicaban una noticia en la que aseguraban que un grupo de investigadores españoles habían logrado crear el primer vino libre en histamina.

Según la información difundida por una bodega de Ribera del Duero, la investigación realizada por su directora de I+D+i y profesora investigadora de la Universidad Politécnica de Madrid, en la colaboración con el Grupo de Microbiología de la Universidad de Valencia, la convertían en la primera firma del mundo que consigue este avance para que sus vinos sean más saludables.

Sin embargo, hace más de 20 años, concretamente en 1995, la bodega jerezana José Estévez lanzaba su popular fino Tío Mateo bajo en histaminas, gracias al empeño incansable del fundador de la firma bodeguera, el ya fallecido D. José Estévez de los Reyes, por elaborar vinos más saludables y de mayor calidad.

El 'método Estévez', como se definió el avance en aquella época, fue avalado por el bioquímico Edmond H. Fischer, Nobel de Medicina en 1992 y por el profesor Martin Rodbell, Nobel de Medicina de 1994. Ambos visitaron la bodega José Estévez, interesándose por los trabajos de investigación para la mejora de la calidad del vino. En declaraciones en prensa, Rodbell felicitó a la bodega de José Estévez por su empeño para evitar el contenido de histamina en el vino, molécula causante de alergias y otras reacciones negativas, sustancia vital y perversa a la vez.

José Estévez y Maribel Estévez con Edmond H. Fischer en su visita a la bodega en 1998José Estévez y Maribel Estévez con Edmond H. Fischer en su visita a la bodega en 1998

Pese al gran avance, el caso llegó a los Tribunales ya que la competencia a través del Consejo Regulador instó prohibir su etiquetado, y aunque el TSJA suspendió momentáneamente la posibilidad de publicitar Tío Mateo como bajo en histamina, en el año 2009 la Sección Cuarta de la Sala Tercera del Tribunal Supremo le dio finalmente la razón.

Aunque a día de hoy el grupo bodeguero José Estévez no utilice su logro conseguido hace más de 20 años, nadie puede negar que la firma bodeguera jerezana fue realmente quién descubrió tal avance.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta