Los países que dominan el mercado del vino en el mundo

Jueves 01 de Junio de 2017

Leído › 8779 Veces

China es el mayor productor mundial de uvas, Italia de vino y Estados Unidos el mayor consumidor. El consumo mundial de vino en 2016 se calcula en 241 millones de hectolitros, que generaron un negocio de 29.000 millones de euros

Con ocasión del 40° Congreso Mundial de la Viña y el Vino que se celebra en Bulgaria del 28 de Mayo al 2 de Junio, el director general de la OIV, Jean-Marie Aurand, presentó un balance global del sector vitivinícola y los primeros aspectos del informe temático dedicado al encepamiento mundial, que se publicará a fin de año.

El balance trata sobre el potencial vitivinícola de producción, la superficie plantada de viñedos, la producción y el consumo mundial de vino, los volúmenes de exportación e importación de vino.

En cuanto a la superficie del viñedo, el tamaño del viñedo mundial, indistintamente del destino final de las uvas e incluidos los viñedos que todavía no están en producción, en 2016 se sitúa en 7,5 millones de hectáreas, prácticamente igual a la de 2015 (+ 1000 ha).

China sigue imparable, a puesto el foco en el mercado del vino y está dispuesta a desbancar a España como líder mundial del viñedo. Así, la superficie vitícola china sigue en aumento (+17 000 ha entre 2015 y 2016), confirmando, con 847.000 héctareas, su segundo puesto de mayor viñedo mundial, consolidando su potencial productor y firme candidata a potencia vinícola mundial.

Por su parte, el viñedo comunitario, tras el fin de las ayudas europeas al arranque de viñas, disminuye su ritmo de reducción y se establecería en 3,3 Mill. ha en 2016.

Con todo, España sigue a la cabeza de las superficies cultivadas en el mundo con casi un millón de hectáreas (0,98 Mill. ha), delante de China (0,85 Mill. ha) y Francia (0,79 Mill. ha).

En 2016, la producción mundial de uvas (destinadas a todos los tipos de utilización, no sólo vinos) es de casi 76 millones de toneladas.

La tendencia de la producción de uvas desde el año 2000 se encuentra al alza (+17 %), a pesar de la constante disminución de la superficie del viñedo desde comienzos del milenio. Esta contradicción se debe principalmente a las mejoras productivas de la industria, capaces de hacer más con menos, debido al crecimiento de los rendimientos, además de una mejora continua de las técnicas vitícolas.

China, con 14,6 Millones de toneladas de uvas, en 2016 es el primer productor mundial y una cuota de mercado del 19 % de la producción mundial total de uva. Le sigue Italia con 7,9 Mill. T., Estados Unidos 7,1 Mill. T., y Francia 6,4 Mill. T. España, aunque es el país con más viñedos del mundo, cae a la 5ª posición en cuanto a productividad con 6 millones de Toneladas.

Producción de vino

La producción mundial de vino (excluidos zumos y mostos) en 2016 se estima en 267 Millones de hectolitros (o 26700 millones de litros, si se prefiere), lo que supone un retroceso del -3% con respecto a la producción de 2015.

El año 2016 estuvo marcado por las difíciles condiciones climáticas que afectaron a la producción de diversos países.

Italia, un año más confirma su liderazgo mundial como mayor productor del vino del mundo con 50,9 Millones de  Hl. Le sigue francia Francia con 43,5 Mill. Hl., segundo productor mundial de vino, y España con 39,3 Mill. Hl. en tercera posición.

El nivel de producción sigue siendo elevado en Estados Unidos (23,9 Mill. Hl.). En América del Sur, las producciones disminuyen notablemente en Argentina (9,4 Mill. Hl.), en Chile (10,1 Mill. Hl), en Brasil (1,6 Mill. Hl), y en Sudáfrica (10,5 Mill. Hl), como consecuencia de las condiciones climáticas desfavorables.

En cuanto al comercio mundial del vino, en 2016, los intercambios mundiales de vino han disminuido ligeramente en un 1,2 % en volumen (104 Mill. Hl.) pero continúan su progresión en valor para alcanzar los 29.000 Millones EUR (+2 % con respecto a 2015).

Consumo mundial de vino

Los datos disponibles muestran un ligero aumento del consumo mundial en 2016, estimado en aproximadamente 241 Mill. Hl.

Los países tradicionalmente consumidores prosiguen su retroceso (o estancamiento), en beneficio de nuevos polos de consumo.

El periodo comprendido entre 2000 y 2016 se caracterizó por un desplazamiento del consumo de vino. Existe una tendencia creciente a un consumo del vino fuera del país de producción, es decir se empieza cada vez más a consumir más vino en los países que menos se produce.

Estados Unidos, con 31,8 Mill. Hl. confirma su posición de primer consumidor mundial desde 2011, seguido de Francia (27,0 Mill. Hl), Italia (22,5 Mill. Hl), Alemania (19,5 Mill. Hl.) y China (17,3 Mill. Hl.).

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta