120.889 Seguidores !

El consumo moderado reduce los problemas de la edad

Lunes 26 de Diciembre de 2016

Leído › 6589 Veces

Los consumidores moderados tienen niveles más bajos de proteína C-reactiva asociada al deterioro físico propio de las personas mayores, según un estudio reciente

Pareja feliz bebiendo vino

El deterioro físico es uno de los trastornos más comunes en la tercera edad, caracterizado por unos bajos niveles de energía, pérdida de masa muscular y disminución general de rendimiento físico. Síntomas todos ellos que pueden experimentar las personas mayores a medida que envejecen.

Los estudios han vinculado esta condición geriátrica a los altos niveles de inflamación en el cuerpo, que se pueden medir por la cantidad de proteína C-reactiva (CRP) producida por el hígado.

La investigadora Mona Shah de la Universidad de Florida Central, en Orlando, trató de encontrar un vínculo entre los problemas de la edad con el consumo moderado de bebidas con graduación, en su estudio de graduación que se ha hecho público recientemente.

Para llevarlo a cabo se utilizaron entrevista así como análisis de la función de los niveles de PCR en adultos mayores de 65 años. El análisis de la PCR se ha demostrado como un mecanismo viable para medir la relación entre las bebidas con graduación y el deterioro físico producido por la edad.

El propósito del estudio fue tratar de saber si el consumo de bebidas con graduación otorga beneficios para la salud en los adultos mayores. Evidencias de investigaciones anteriores sugieren que hay beneficios para la salud asociados con el consumo moderado de bebidas con graduación, especialmente en el caso del vino, pero sin saber realmente por qué.

Amigos tomando vino

Utilizando datos de la muestra del estudio 'Heath and Retirement' de 2008, Shah examinó el consumo semanal de bebidas y los niveles de PCR recogidos a través de analíticas de sangre, de cada uno de los 3.229 participantes en la muestra seleccionada, y cómo se relaciona con el deterioro físico que produce la edad.

Se utilizó un índice de fragilidad basado en cinco criterios (pérdida de masa, debilidad, lentitud, fatiga y caídas) para ponderar el deterioro por la edad que sufrían los participantes. 

Los resultados mostraron que los consumidores moderados (en este caso, los que consumieron de 1 a 14 bebidas por semana, según el criterio de consumo moderado en EE.UU por Dietary Guidelines, mostraron significativamente más bajos niveles de PCR y menor índice de fragilidad.

Los no bebedores, abstemios, tenían niveles más altos de proteína C reactiva y mayores índices de fragilidad.

El resto de consumidores, aquellos con niveles de consumo excesivo de bebidas con graduación (más de 14 bebidas por semana) fueron excluidos en este estudio.

En virtud de los resultados un consumo moderado ayuda a sobrellevar el avance de la edad mejor que cuando no se consume ningún tipo de bebida con graduación. No obstante, según los investigadores esto sería sólo un primer paso en la búsqueda de entender por qué las bebidas con graduación se relaciona con la buena salud.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta