Cómo conservar y envejecer el vino en perfectas condiciones

Susana Formoso

Lunes 23 de Noviembre de 2015

Leído › 3187 Veces

Con dos décadas de experiencia en el mercado, Caveduke es la marca de referencia en bodegas climatizadas y vinotecas

Santiago Marín

Como bien indica el refrán, el buen vino gana con el tiempo... Y para ello las herramientas para conservarlo resultan fundamentales. Para los profesionales del sector y para los amantes de la enología, Caveduke ofrece un amplio abanico de posibilidades para mantener en estado óptimo los vinos.

Nacida en los años 80 y una amplia experiencia en el sector vitivinícola, Caveduke se ha convertido en el principal referente no solo en España, sino también fuera de sus fronteras, en la creación y distribución de bodegas climatizadas y vinotecas.“La empresa nació a raíz del interés de uno de los socios que, a través de sus buenos conocimientos del vino y de los sistemas de frío, creó, en sus ratos de ocio, esas primeras vinotecas, que equivaldrían a lo que antes se conocía como vinos de garaje”, indica el director comercial de Caveduke, Santiago Marín. Poco a poco, se fue perfeccionando el sistema hasta empezar a comercializar sus bodegas climatizadas. Posteriormente, “la empresa se trasladó a fábrica, siguió creciendo y en la actualidad contamos con unas instalaciones de más 1.000 m2 en Barcelona”, concreta.

Su filosofía siempre se ha basado “en el trabajo duro y en escuchar a la gente. Algunos de nuestros inventos han nacido porque los clientes nos expresan sus necesidades. Primamos el trato directo, un servicio cercano y una total adaptabilidad a las peticiones de nuestros compradores”, asegura Santiago Marín.

Sus primeras creaciones, y que consolidaron a Caveduke como marca nacional número 1 en el sector, fueron sus bodegas climatizadas y vinotecas. “Todas ellas están fabricadas entre un 80 y un 90% en madera y con una puerta de cristal”, indica. Sin embargo, una de las características que más las diferencia del resto es “su bajo nivel sonoro. No molestan ni tienen vibración”. Además, su tecnología permite conservan de modo óptimo el vino: “Podemos conservar el vino entre los 11 y los 19 grados, aunque también hay la posibilidad de la multitemperatura, de modo que se puede adaptar según las necesidades de cada vino, y siempre teniendo controlada la humedad relativa a un 65%”, explica el director comercial.

Al ser fabricantes ofrecen también la posibilidad de crear “bodegas climatizadas a la carta”, de modo que se pueden adaptar a cualquier espacio además de cambiar su estética al gusto del cliente. Una de las opciones que más sorprende son las “peceras de cristal”, unas vinotecas completamente acristaladas que, garantizando siempre la conservación, permite ver todos y cada uno de los vinos que hay en su interior.

Adaptándose a las necesidades de sus clientes, desde Caveduke también han creado la línea Miniduke, que ofrece “vinotecas más económicas y que cuentan con un compresor más selecto. Están dirigidas, principalmente, a los particulares apasionados por el mundo del vino”, si bien también se adaptan a las necesidades de los restauradores.

Además de una fundamental “garantía de marca”, Caveduke ha seguido creciendo gracias a su afán de “innovación y mejora”. De ahí surgieron productos tan revolucionarios como los “dispensadores de vinos, que se lanzaron al mercado en 2006 y que supusieron un gran impacto en el sector. Se trata de un aparato que permite dispensar siempre la dosis exacta para cada copa. Cuentan con una programación de dosis capaz de servir más de 1.000 botellas con una sola carga de nitrógeno”, indica Santiago Marín. Su excelente sistema de conservación permite “que las botellas permanezcan en perfectas condiciones hasta 20 días”.

Enfriadores ultrarrápidos

Pero sin duda, entre las novedades que más llaman la atención de profesionales y consumidores se encuentran los congeladores de copas instantáneo, que se encuentra a la venta desde 2011. “Con un solo golpe de gas, una copa a temperatura ambiente pasa a -45 grados entre 3 y 4 segundos de reloj”, asevera Marín. Se trata de una novedad que, además de resultar muy práctico a la hora de ofrecer un servicio rápido, también llama poderosamente la atención de todos los clientes que presenciar el proceso de congelado.

Desde Caveduke quisieron ir un paso más allá y recientemente han presentado el congelador de botellas ultrarrápido. Su tecnología permite que “una botella de tinto pase de 20 a 12 grados en menos de un minuto y que otra botella pase de 3 a -20 grados en cerca de dos minutos”, concreta. Todo un avance que ha supuesto una revolución en el mundo de la restauración.

Esta empresa radicada en Barcelona continúa en la senda de crear nuevos proyectos. De hecho, “estamos trabajando en un nuevo producto que esperamos poder sacar el próximo año al mercado, aunque no podemos adelantar nada más”, concluye Santiago Marín.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta